6 de mayo de 1940

6 de mayo de 1940


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

6 de mayo de 1940

Mayo

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031

Noruega

Las tropas noruegas resisten el avance alemán al norte de Roeros

Tres destructores aliados - HMS Afridi, el francés Bisonte y el polaco Grom se pierden en Noruega



¡6 batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial de las que quizás no hayas oído hablar!

Durante la Segunda Guerra Mundial, hubo tantas batallas y pequeños enfrentamientos que tuvieron lugar entre los Aliados y los países del Eje. Las masas solo han recordado aquellos que eran de gran escala o estratégicamente significativos.

Aquí están 6 de los batallas poco conocidas pero a menudo decisivas que dio forma al curso de la Segunda Guerra Mundial.

Batalla de La Haya (Países Bajos) & # 8211 1940

Aviones Junker JU52 destrozados [Vía]

Los paracaidistas alemanes se lanzaron dentro y alrededor de La Haya para capturar los aeródromos holandeses y la ciudad. Después de tomar la ciudad, el plan era obligar a la reina holandesa Guillermina (que vivía en La Haya) de los Países Bajos a rendirse y así derrotar al Reino de los Países Bajos en un solo día. La operación no logró capturar a la Reina y las fuerzas alemanas no lograron aferrarse a los aeródromos después de los contraataques holandeses. El cuerpo principal de tropas supervivientes se retiró hacia las dunas cercanas donde fueron continuamente perseguidos y acosados ​​por las tropas holandesas hasta que el mando supremo holandés, debido a importantes reveses en otros frentes, se rindió cinco días después.

Los nazis perdieron alrededor de 125 aviones en el intento cuando las fuerzas holandesas contraatacaron y derribaron sus aviones de transporte. Esto afectó enormemente al poder aéreo de los nazis durante el resto de la guerra. (Verso de lista)

Asedio de Lille (Francia) & # 8211 1940

Vehículos siniestrados cerca de Lille en 1940 [Vía]

Antes de la evacuación de las tropas aliadas en Dunkerque, 40.000 soldados franceses quedaron atrapados en Lille y fueron rodeados por las 7 divisiones alemanas, incluidas 3 blindadas. Mantuvieron a raya a los alemanes durante cinco días, tiempo durante el cual más de un cuarto de millón de soldados fueron evacuados a través de Dunkerque.

Batalla por Creta & # 8211 1941

Paracaidistas alemanes que aterrizan en Creta desde los transportes Junkers 52, 20 de mayo de 1941. [Vía]

La batalla de Creta se libró en la isla griega de Creta. Comenzó en la mañana del 20 de mayo de 1941, cuando la Alemania nazi lanzó una invasión aérea de Creta. Las fuerzas griegas y aliadas, junto con los civiles cretenses, defendieron la isla.

Después de un día de lucha, los alemanes habían sufrido muchas bajas y las tropas aliadas confiaban en que prevalecerían contra la invasión alemana. Al día siguiente, debido a la falta de comunicación y la incapacidad de los comandantes aliados para comprender la situación, el aeródromo de Maleme en el oeste de Creta cayó en manos de los alemanes, lo que les permitió enviar refuerzos y abrumar a los defensores. La batalla duró unos 10 días.

Debido a las numerosas bajas sufridas por los paracaidistas, Adolf Hitler prohibió nuevas operaciones aerotransportadas a gran escala. Sin embargo, los aliados quedaron impresionados por el potencial de los paracaidistas y comenzaron a construir sus propias formaciones aerotransportadas.

Operación Iskra (Rusia) - 1943

Defensas a lo largo de la península de Iskra [Vía]

La Operación Iskra fue una operación militar soviética, diseñada para romper la Wehrmacht alemana y el asedio de Leningrado # 8217.

La operación fue realizada por el Ejército Rojo y los Frentes de Leningrado y Volkhov, y la Flota del Báltico entre el 12 y el 30 de enero de 1943 con el objetivo de crear una conexión terrestre con Leningrado. Las fuerzas soviéticas se unieron el 18 de enero y, para el 22 de enero, la línea del frente estaba estabilizada.

La operación abrió con éxito un corredor terrestre de 8 a 10 kilómetros de ancho hasta la ciudad. Se construyó rápidamente una vía férrea a través del corredor que permitió que llegaran más suministros a la ciudad que la Carretera de la Vida a través de la superficie congelada del lago Ladoga, lo que redujo significativamente la posibilidad de la captura de la ciudad y una conexión germano-finlandesa.

Operación Dragoon (Francia) & # 8211 1944

3.ª División de Infantería desembarcando de LCI (L) [Vía]

La Operación Dragoon fue la invasión aliada del sur de Francia el 15 de agosto de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. La invasión se inició mediante un lanzamiento en paracaídas por parte de la 1.a Fuerza de Tarea Aerotransportada, seguida de un asalto anfibio por elementos del Séptimo Ejército de los Estados Unidos, seguido un día después por una fuerza compuesta principalmente por el Primer Ejército francés.

El desembarco provocó que el Grupo de Ejércitos G alemán abandonara el sur de Francia y se retirara bajo constantes ataques aliados a las montañas de los Vosgos. A pesar de ser una operación militar grande y compleja con un componente anfibio y aerotransportado bien ejecutado, la Operación Dragoon no es muy conocida, ya que fue eclipsada por la Operación Overlord anterior y más grande, la invasión de Normandía dos meses antes.

Batalla del Escalda (Holanda) - 1944

Columna de vehículos anfibios Alligator pasando vehículos anfibios Terrapin en el río Escalda, octubre de 1944. [Vía]

Esto fue parte de la reconquista del puerto de Amberes en Bélgica. Era un puerto altamente estratégico que permitiría a los barcos y suministros aliados acceder y entregar a la zona fronteriza alemana. El puerto fue capturado intacto en septiembre de 1944, pero el estuario de Scheldt, que conduce al puerto, todavía estaba firmemente en manos alemanas. Sin el estuario del Escalda, el puerto no se podría utilizar.

Complicada por el terreno anegado, la Batalla del Escalda resultó ser una campaña desafiante. Fueron necesarias cinco semanas de duros combates cuando el Primer Ejército canadiense, reforzado por tropas adjuntas de varios otros países, logró despejar el Escalda después de numerosos asaltos anfibios, cruces de obstáculos y costosos asaltos en campo abierto.


6 de mayo de 1940 - Historia

El 6 de mayo de 1840, Gran Bretaña emitió el primer sello postal adhesivo del mundo, el "Penny Black", con un grabado de una joven reina Victoria.

Esta publicación muestra la conmemoración filatélica canadiense de este evento histórico.

Para conmemorar el centenario de Penny Black, se produjo un eslogan de cancelación para su uso en la oficina de correos de Hamilton, Ontario, el 6 de mayo de 1940.


6 DE MAYO DE 1940
CENTENARIO
DE EL
SELLO DE CORREOS

La Sociedad Filatélica Canadiense de Toronto utilizó un medidor que conmemora el centenario del primer sello postal


Invasión de Francia y los países bajos - Cronología de la Segunda Guerra Mundial (mayo-junio de 1940)

El armisticio entre Francia y Alemania se firmó el 22 de junio de 1940 señalando oficialmente la rendición de Francia. La mayoría de las batallas se centraron en Bélgica hasta la costa del Canal y en el norte de Francia.

Antes de la invasión de la Unión Soviética, Hitler y sus generales planearon la conquista de Francia y los Países Bajos (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Los alemanes establecieron un plan cuidadoso en el que las fuerzas de distracción entrarían en Bélgica y trazarían unidades británicas y francesas desde sus posiciones preparadas. Una segunda fuerza navegaría por el bosque de las Ardenas y evitaría la Línea Maginot, su impulso destinado a atacar a las fuerzas aliadas del norte desde el sur. Más allá de las fortificaciones de hormigón y los cañones pesados ​​de la Línea Maginot, los franceses confiaban en el obstáculo natural que era el Bosque de las Ardenas, considerado intransitable por las autoridades francesas. El objetivo alemán era simple: tomar Holanda y Luxemburgo antes de conquistar Bélgica y Francia, dirigirse al Canal de la Mancha, aplastar cualquier resistencia aliada en el camino y capturar París. A partir de esto, un corto cruce del Canal de la Mancha fue todo lo que se requirió del ejército alemán para tomar Gran Bretaña. El éxito alemán con la & quotBlitzkrieg & quot (el general Guderian es un defensor clave de la doctrina) contra Polonia agilizó el proceso de invasión y ofreció una experiencia invaluable a las unidades.

La invasión de Europa occidental comenzó a las 2:30 am del 10 de mayo, involucrando a la infantería que cruzó hacia Holanda y Bélgica y se unió a paracaidistas alemanes que tomaron el fuerte belga en Eben-Emael y su guarnición de 2,000 hombres con la pérdida de solo seis paracaidistas alemanes. Otros paracaidistas clave atravesaron puentes y pueblos estratégicos que permitirían el paso de los blindados alemanes. Los paracaidistas también aterrizaron en Rotterdam y La Haya con total sorpresa.

El Grupo de Ejércitos B del general von Bock se trasladó a Holanda y Bélgica con 30 divisiones de infantería para preparar la artimaña. Se le unieron las 44 divisiones (incluidas las fuerzas de tanques Panzer) del Grupo de Ejércitos A del general von Rundstedt en el sur. El Grupo de Ejércitos C cayó ante el General Leeb y se colocó en la Línea Maginot con 17 divisiones destinadas a mantener la atención francesa allí.

Las defensas aliadas se elaboraron para esperar que la masa de las fuerzas alemanas atravesaran Bélgica como lo habían hecho décadas antes en la Primera Guerra Mundial. Según los números, las fuerzas aliadas eran bastante comparables a los invasores y, de alguna manera, más fuertes y más cuantitativas. . El "Plan Dyle" se desarrolló para crear un frente defensivo creado por la barrera natural que era el río Dyle, el frente que se extendía hacia el norte hasta Wavre y hacia Holanda en el río Mosa. Los preparativos se completaron el 14 de mayo.

En la tarde del 12 de mayo, las tres divisiones del general alemán Guderian habían dejado una huella en el río Mosa cerca de Sedan y, al anochecer, las fuerzas enemigas controlaban la orilla derecha del río hasta el norte de Dinant en preparación para el cruce. Los franceses creían que los cruces requerirían hasta cuatro días, lo que les daría a los aliados el tiempo que tanto necesitaban. Sin embargo, la destreza de la ingeniería alemana, incluso bajo fuego, logró el cruce en solo 24 horas. Esto permitió instalar cabezas de puente alemanas completas en Dinant, Montherme y Sedan a finales del 14 de mayo para proporcionar el trampolín hacia Francia propiamente dicha.

El 15 de mayo, los alemanes llevaron a cabo su último empujón hacia Francia, moviendo todo tipo de hombres y maquinaria desde las cabezas de puente hacia París y la costa del Canal de la Mancha; la promocionada Línea Maginot resultó irrelevante para la defensa francesa en este punto y la superioridad aérea estaba en juego. las manos de los alemanes. La respuesta lenta y las acciones descoordinadas significaron la perdición para los defensores en todo momento.

Los alemanes pudieron comprometer 141 divisiones totales a la lucha, compuestas por 2.445 tanques, 7.378 artillería y 5.638 aviones que complementan su fuerza de infantería de 3,35 millones de efectivos. Comparativamente, los aliados reunieron 144 divisiones con 14.000 artillería, 3.383 tanques y 3.000 aviones para acompañar a su contingente de 3,3 millones de tropas. El BEF estaba formado por 10 divisiones bajo mando francés.

A pesar de los valientes intentos de los aliados de mantener posiciones, los alemanes prevalecieron a costa de 157.600 muertos y hasta 1.345 aviones y 800 tanques perdidos. A los aliados les fue mucho peor con 360.000 muertos / heridos, 2.233 aviones perdidos y unos 1,9 millones de soldados hechos prisioneros.

Para el deleite de Hitler, su ofensiva para tomar París duró 1 mes y 12 días antes de la rendición francesa.

Al pasar por alto la línea Maginot, los alemanes completaron el paso impensable del bosque de las Ardenas. Las fuerzas aliadas se comprometieron con el norte y cayeron en la trampa alemana que se basó en excelentes asaltos coordinados de blindados, artillería y bombarderos en picado cubiertos por escoltas de cazas, abrumando a las fuerzas aliadas mal coordinadas y organizadas. A pesar de algunos contraataques exitosos, incluida la acción del coronel de Gaulle en Montcornet, los aliados podían reclamar poco y su situación empeoró con las corrientes de refugiados que comenzaron a obstruir las carreteras clave. En comparación con los fluidos movimientos alemanes, los aliados defensores se encontraron en una mala posición y sin conocer el objetivo final alemán: el control de los puertos del Canal de la Mancha de la toma de París.

La rápida ofensiva alemana a través de los Países Bajos finalmente atrapó Holanda, Luxemburgo y Bélgica cuando las fuerzas enemigas llegaron al Canal el 19 de mayo. Los holandeses ya se habían rendido el 15 de mayo, un día después de que Rotterdam fuera atacada por bombarderos alemanes que causaron la muerte de 1.000 ciudadanos y la destrucción de unas 78.000 viviendas. El 17 y 18 de mayo, la ciudad capital de Bruselas fue tomada y seguida por la ciudad portuaria clave de Amberes, lo que provocó que los aliados todavía atrapados en el norte se retiraran a la costa para salvar sus vidas. Un contraataque aliado el 24 de mayo tuvo un éxito limitado, pero fue rechazado a su vez. Con la caída de Bruselas, el rey Leopoldo III trasladó su gobierno a París y entregó su ejército a los alemanes el 28 de mayo.

Al llegar a la costa, las unidades alemanas en el norte se detuvieron para permitir que los suministros alcanzaran y prepararan al ejército para la conquista de Francia. El resto de las fuerzas francesas y de la BEF se refugiaron a lo largo de un perímetro defensivo cada vez más reducido en Dunkerque, dejado a la tan cacareada Luftwaffe de Hermann Goering para que finalmente lo destruyera.

Con eso, el ejército alemán en el norte dirigió su atención hacia el sur y entró en la frontera francesa. Se estableció un frente defensivo en los ríos Somme y Aisne, pero resultó inútil. Para que las estructuras históricas de París no se pierdan por las bombas y los tanques alemanes, la ciudad capital fue entregada sin luchar a los alemanes que llegaron el 14 de junio. El armisticio se firmó el 22 de junio de 1940, poniendo fin oficialmente a la campaña alemana contra los Países Bajos y Francia. Para colmo de males, Adolf Hitler ordenó que se firmara la rendición francesa en el mismo vagón de ferrocarril en el que se firmó la humillante rendición alemana a Francia al final de la Primera Guerra Mundial décadas antes.

La conquista de Europa occidental estaba ahora completa. Toda la ofensiva alemana anotó cuatro países en solo seis semanas.


Hay un total de (14) eventos de Invasión de Francia y los Países Bajos - Línea de tiempo de la Segunda Guerra Mundial (mayo-junio de 1940) en la base de datos de la línea de tiempo de la Segunda Guerra Mundial. Las entradas se enumeran a continuación por fecha de ocurrencia ascendente (de la primera a la última). También se pueden incluir otros eventos principales y finales para tener una perspectiva.

Elementos aerotransportados alemanes aterrizan en Bélgica y Holanda antes de las fuerzas terrestres, capturando puentes y rutas clave.

Los paracaidistas alemanes aterrizan en La Haya y Rotterdam.

89 paracaidistas alemanes aterrizan y toman la fortaleza belga de Eben Emael con su guarnición de 2.000 soldados.

Las fuerzas del ejército británico y francés comienzan los preparativos defensivos en Bélgica en un esfuerzo por evitar el avance alemán. Se construye una larga línea de defensas estratégicas.

Enfrentando una ligera oposición, los Cuerpos Panzer alemanes XV, XLI y XIX son libres de establecer tres cabezas de puente clave que cubran Dinant, Montherme y Sedan.

Los Cuerpos Panzer XV y XIX rompen las defensas aliadas en Sedan, lo que permite a las fuerzas alemanas eludir por completo las formidables defensas de la Línea Maginot francesa.

El Cuerpo Panzer alemán cruza hacia el norte de Francia.

Después de períodos de fuertes bombardeos en todo Rotterdam, los holandeses se rindieron a los alemanes.

Viernes, 17 de mayo - 18 de mayo de 1940

Amberes cae en manos del ejército alemán.

Viernes, 17 de mayo - 18 de mayo de 1940

Bruselas cae en manos del ejército alemán.

Viernes, 17 de mayo - 18 de mayo de 1940

Las fuerzas aliadas están en plena retirada de los alemanes, abriéndose paso hacia la costa francesa.

Un contraataque aliado contra el ejército alemán cerca de Arras termina en fracaso ya que el ataque es contrarrestado por otra fuerza terrestre alemana que avanza.

El rey Leopoldo de Bélgica ordena a su ejército que se rinda a los alemanes. Para entonces, su gobierno ya se ha trasladado a París, Francia.

Con Bélgica fuera del camino, los elementos del ejército alemán comienzan a abrirse camino hacia la costa francesa en un intento de eliminar por completo a las fuerzas aliadas para siempre.


Una historia de la resistencia francesa

Desde el llamado a las armas de De Gaulle contra la Francia de Vichy hasta la Liberación cuatro años después.

A las 6 de la tarde del 18 de junio de 1940, un general francés de dos estrellas relativamente desconocido, Charles de Gaulle, se compuso frente a un micrófono en la Broadcasting House de la BBC en Londres y comenzó un discurso. Con una duración de menos de seis minutos, sus palabras fueron un apasionado rechazo al armisticio con la Alemania nazi, que había sido anunciado el día anterior por el mariscal Pétain, primer ministro y pronto jefe de Estado del régimen colaboracionista de Vichy. De Gaulle, lleno de intención, insistió en que la Caída de Francia fue solo una batalla y no toda la guerra, que predijo que se convertiría en una guerra mundial. Emitido a las 10 de la noche, el discurso no fue obviamente político. Más bien fue un llamado a las armas, dirigido a los militares franceses.

Pocos franceses respondieron a la súplica de De Gaulle, principalmente porque era difícil no aceptar la lógica de Pétain de que la Alemania nazi había ganado. De hecho, la mayoría vio a De Gaulle como irrelevante, prefiriendo abrazar a Pétain como la figura salvadora cuyo régimen antisemita autoritario, con sede en la ciudad balneario central de Vichy, gozó de un apoyo masivo en el otoño de 1940.

Sin embargo, después de la Segunda Guerra Mundial, el discurso de De Gaulle del 18 de junio de 1940 quedó consagrado en la historia francesa como los punto de partida de la Resistencia francesa, que condujo directamente a la Liberación cuatro años después. Esta narrativa fundacional permitió a los franceses olvidar la humillación de la ocupación nazi y reconstruir la autoestima nacional.

En realidad, como muestra Olivier Wieviorka en su convincente estudio, el discurso fue solo un punto de partida para la Resistencia, a saber, el Movimiento Francés Libre de De Gaulle en Londres.

En toda Francia, los grupos de base surgieron a fines de 1940 y 1941, independientemente de De Gaulle y entre sí. Es cierto que estos grupos eran muy pequeños y no todos eran necesariamente de carácter militar. De hecho, muchos se enfocaron en la producción de una prensa clandestina que desafió al régimen de Vichy y al nazismo en términos de ideas. Además, existía la postura ambigua del Partido Comunista, que, dado el Pacto de no agresión nazi-soviético de agosto de 1939, no entró en una resistencia antinazi en toda regla hasta la invasión alemana de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941.

Wieviorka traza las minucias de estos múltiples comienzos con habilidad, delineando cómo esta diversidad explica los resentimientos, rivalidades y divisiones políticas entre los diferentes grupos, entre ellos la tensión entre De Gaulle en Londres y aquellos que luchan contra los nazis en Francia. En particular, Wieviorka muestra cómo, aunque la Resistencia se unió detrás de De Gaulle en mayo de 1943, siempre hubo sospechas por parte de los gaullistas hacia el Partido Comunista. Temían que los resistentes comunistas tuvieran un plan secreto para convertir la derrota de la ocupación nazi en una insurrección revolucionaria y, por esta razón, De Gaulle controló cuidadosamente la coreografía de la liberación de París a fines de agosto de 1944, asegurándose de que solo él se convirtiera en el símbolo. de restablecer la unidad nacional.

Wieviorka destaca desde el principio sus credenciales disciplinarias. Como historiador, su misión es deshacerse de los mitos y leyendas para llegar a una interpretación equilibrada de lo que siempre ha sido un tema muy emotivo. Para ello, el libro se define por el rigor y sus argumentos están respaldados por una gran cantidad de hechos y cifras. Así muestra cómo la mayor represión tuvo lugar justo al final de la Ocupación. Con la guerra volviéndose decisivamente contra ellos, la violencia nazi se intensificó, lo que significó que los 21.600 deportados a campos de concentración entre el Día D del 6 de junio de 1944 y finales de noviembre de 1944 representaron casi un tercio de todos los deportados durante todo el período de cuatro años. Luego, en las semanas previas a la derrota final en mayo de 1945, los nazis rodearon a líderes de la Resistencia, como Charles Delestraint, y les dispararon, generalmente en la nuca.

Wieviorka es especialmente bueno en cómo la radio se convirtió en un campo de batalla clave de ideas. En Londres, De Gaulle tuvo que luchar por el acceso a las ondas de radio a través de las noticias del mediodía de la BBC, y finalmente ganó un espacio diario de cinco minutos a partir de diciembre de 1940, que luego se convirtió en una plataforma crucial. Durante 1942, tres millones de personas sintonizaron a De Gaulle, lo que, dice Wieviorka, explica por qué las autoridades nazis y de Vichy hicieron todo lo posible para disuadir la escucha, desde la interferencia de transmisiones hasta la amenaza de prisión.

También hay un capítulo muy perspicaz sobre la sociología de la resistencia. Después de 1945, los gaullistas y comunistas mantuvieron fervientemente que la mayoría de los franceses contribuía a la Resistencia. Tales afirmaciones, enfatiza Wieviorka, fueron una burda distorsión de la verdad, motivada por el deseo de ganar ascendencia política en el período de posguerra. El "ejército de las sombras" fue siempre un fenómeno minoritario, que ascendía a algo entre 300.000 y 500.000 mujeres y hombres de una población en 1945 de 39,6 millones. Aquí, Wieviorka explora la lógica del compromiso de la Resistencia en términos de clase, subrayando cómo la presencia numérica de la clase trabajadora reflejaba el peso de los comunistas. Además, la clase trabajadora podría recurrir a una cultura de resistencia establecida desde hace mucho tiempo, que incluía manifestaciones, huelgas y enfrentamientos violentos. Sin embargo, también hubo una fuerte presencia de la clase media (maestros, médicos, académicos) porque, particularmente al principio, el dominio de la palabra escrita fue crucial para establecer la prensa clandestina, a lo que se sumó el papel masivo de los extranjeros. Así, de los 120.000 españoles que huyeron del régimen de Franco en 1939, muchos se unieron a la Resistencia con el argumento de que se trataba de una continuación de su lucha antifascista.

Sin embargo, este estudio es en gran medida una historia de la Resistencia en la Francia metropolitana. No se tiene en cuenta cómo se desarrolló la Resistencia francesa en el imperio de Francia. Del mismo modo, parte de la traducción se lee de forma incómoda, en especial las referencias a las mujeres como "el sexo más justo". Dicho esto, se trata de una síntesis impresionante que, junto al trabajo de Roderick Kedward, Hannah Diamond y Robert Gildea, es ahora uno de los puntos de partida para entender la Resistencia francesa.

La resistencia francesa
Olivier Wieviorka
Traducido por Jane Marie Todd
Prensa de la Universidad de Harvard
592pp £ 36

Martin Evans es profesor de Historia Europea Moderna en la Universidad de Sussex. Él está curando la exposición. París-Londres: conexiones musicales globales, que se inaugurará en marzo de 2019 en el Museo Nacional Francés de Historia de la Inmigración, París.


La resistencia francesa

La Resistencia francesa jugó un papel vital en ayudar a los Aliados a tener éxito en Europa Occidental, especialmente antes del Día D en junio de 1944. La Resistencia francesa proporcionó a los Aliados informes de inteligencia vitales y realizó una gran cantidad de trabajo para interrumpir el Líneas de comunicación y suministro alemanas dentro de Francia.

La rendición de Francia en junio de 1940 fue un gran golpe para muchos franceses en términos de su orgullo. Muchos creían que el gobierno había defraudado a la gente. La creación de un gobierno de Vichy aprobado por los nazis, principalmente en el centro y sur del país, fue, en la mente de muchos, una prueba más de que los políticos habían defraudado a Francia. El movimiento de resistencia se desarrolló para proporcionar inteligencia a los aliados, atacar a los alemanes cuando fuera posible y ayudar a escapar de los aviadores aliados.

Inmediatamente después de la rendición de junio de 1940, Francia entró en un período de conmoción. Se le había asegurado al público que el ejército francés, junto con la Línea Maginot, era lo suficientemente fuerte como para resistir un ataque alemán. La velocidad y la severidad de Blitzkrieg habían conmocionado al pueblo francés. La región no ocupada de Francia, conocida como Vichy France, fue establecida por los alemanes y gobernada por Marshall Pétain. Su reputación aún era alta y en los primeros días de Vichy, su liderazgo le dio cierta estabilidad y elogios. También en los días posteriores al ataque británico a Mers el Kébir, hubo un cierto grado de sentimiento anti-británico en Francia. Por lo tanto, no hubo un impulso inmediato para crear un movimiento de resistencia en masa en el centro y sur de Francia.

El 18 de junio de 1940, Charles de Gaulle se dirigió al pueblo francés desde Londres. Pidió al pueblo francés que continuara la lucha contra los alemanes. Este mensaje golpeó duramente en la Francia ocupada, pero inicialmente fue menos bien recibido en la Francia de Vichy. Independientemente de lo que muchos pensaran del gobierno de Vichy, el área que controlaban estaba dirigida por franceses. Sin embargo, cuando el gobierno de Vichy comenzó a colaborar abiertamente con los alemanes, las actitudes se endurecieron.

El movimiento de resistencia francés es un término general que cubría numerosos movimientos de resistencia anti-alemanes que tenían su base en Francia. Hubo movimientos de resistencia que recibieron órdenes directas del Ejecutivo de Operaciones Especiales, hubo resistencia comunista, grupos leales a De Gaulle, movimientos de resistencia regionales que querían la independencia, etc. En el norte, el objetivo eran simplemente los alemanes mientras que en el sur, el El gobierno de Vichy fue un objetivo al igual que los alemanes. Los primeros movimientos de resistencia se produjeron en el norte, como la OCM (Organización Civile et Militaire) y, a finales de 1940, se imprimían regularmente seis periódicos clandestinos en el norte. En mayo de 1941, el primer agente de la SOE fue enviado al norte de Francia para ayudar en el trabajo de la resistencia.

Debido a las peculiares complejidades políticas de Francia, el movimiento de resistencia tuvo un comienzo difícil. Sin embargo, en junio de 1941, el movimiento de resistencia se había vuelto más organizado y su trabajo contra los alemanes aumentó en consecuencia. Dos fechas son importantes para explicar el trabajo del movimiento de resistencia en Francia.

El 22 de junio de 1941, todos los grupos comunistas de Francia se unieron para crear un grupo. Este simple acto aumentó enormemente su potencia. El 11 de noviembre de 1942, las fuerzas alemanas ocuparon toda Francia. Esto significó que todo el país estaba ocupado y la actitud del norte se trasladó rápidamente al sur.

El ataque alemán a Rusia, la Operación Barbarroja, llevó a muchos comunistas franceses a unirse al movimiento de resistencia. La política dio un paso atrás y los comunistas franceses se ganaron la reputación de ser combatientes de la resistencia agresivos y exitosos. Muchos franceses se unieron cuando el apoyo a Vichy se desvaneció rápidamente. Muchos en el sur estaban enojados por el servicio de trabajo obligatorio que se había introducido. Pero el trato a los judíos fue una de las principales causas de resentimiento hacia el gobierno de Vichy y muchos se unieron a la resistencia como medio de luchar contra una política que la gran mayoría encontrado aborrecible.

La relación entre Gran Bretaña y el movimiento de Resistencia francés fue vital. Gran Bretaña, a través del SOE, suministró a los franceses equipos y agentes capacitados. La Resistencia francesa, a su vez, proporcionó informes de inteligencia vitales. Por ejemplo, el ataque británico a la base de radio en Bruneval en 1942 podría haber sido mucho más costoso en términos de pérdidas de vidas, si los británicos no hubieran recibido informes de inteligencia de la resistencia con respecto a la construcción de nuevos blocaos allí. Con tal información, los paracaidistas británicos podrían planificar en consecuencia.

Aunque el gobierno británico y De Gaulle podrían tener una relación difícil en ocasiones, en octubre de 1941 ambos llegaron a un compromiso con respecto a las operaciones de resistencia en Francia. De Gaulle estableció una Agencia Central de Inteligencia y Operaciones con el apoyo de los británicos. Este actuó de forma independiente, pero la planificación se llevó a cabo en cooperación con la empresa estatal que suministró el equipo. Los agentes enviados a Francia iniciaron una reagrupación general de todos los movimientos de resistencia y se estableció un movimiento Conseil National de la Résistance que estaba subordinado a De Gaulle. A finales de 1942, De Gaulle se convirtió en jefe del Comité Français de Libération Nationale, que encabezaba todos los movimientos de resistencia en Francia. Como resultado de esta mayor seguridad organizativa, la resistencia se hizo más efectiva en 1943. Los ataques al sistema ferroviario francés aumentaron enormemente. Entre enero y junio de 1943, hubo 130 actos de sabotaje contra las líneas ferroviarias cada mes. En septiembre de 1943, esto había aumentado a 530. La interrupción de la capacidad de los alemanes para mover equipos fue masiva.

Para 1944, se estima que había 100.000 miembros de los distintos movimientos de resistencia que existían en Francia. Solo un año antes, había apenas 40.000 miembros. En la primavera de 1944, había 60 células de inteligencia cuya tarea era únicamente recopilar información en lugar de llevar a cabo actos de sabotaje. En la preparación para el Día D, la inteligencia que reunieron fue vital. Solo en mayo de 1944, enviaron 3.000 informes escritos a los aliados y 700 informes inalámbricos. Entre abril y mayo, la resistencia destruyó 1.800 locomotoras ferroviarias. Cuando esta cifra se suma a los 2.400 destruidos por los bombarderos aliados, es fácil entender por qué los alemanes tenían tantas dificultades para transportar equipos por Francia.

El análisis de posguerra del éxito de la resistencia muestra que los 150 actos de sabotaje más exitosos contra las fábricas en Francia entre 1943 y 1944 utilizaron solo 3,000 libras de explosivos, el equivalente a la carga de bombas de un solo avión Mosquito.


6 de mayo de 1940 - Historia

En la parte posterior de En la cinta de correr a Pearl Harbor , las memorias del almirante James O. Richardson, (GPO: Washington, DC, 1973) están impresas como un apéndice de una carta oficial de USN
adelante la Tabla de Organización de la Flota de los Estados Unidos a partir del 1 de noviembre de 1940, cuando el Almirante Richardson se desempeñó como CINCUS. Usando esa carta y otras fuentes de confirmación, he
coloque tablas similares. Esta información solo cubre las Fuerzas a Flote en el Atlántico y el Pacífico, y no cubre el Establecimiento de la Costa o la Flota Asiática, aunque se hace mención a
buques asignados a Distritos Navales. Tengo información de otras fuentes sobre el establecimiento en tierra y también información sobre la Flota Asiática.

En este momento, la guerra en Europa estaba entrando en su segundo año completo. Gran Bretaña se mantuvo sola contra el Eje, aunque Hitler ya estaba planeando la desastrosa invasión del
Unión Soviética. La flota estadounidense, sin embargo, se concentró en el Pacífico para contrarrestar la agresión japonesa, con una pequeña pero creciente Fuerza de Patrulla en el Atlántico. De hecho, la flota
La concentración en Pearl Harbor se convirtió en un tema de discordia entre el almirante Richardson y el presidente Roosevelt y finalmente condujo al alivio de Richardson por parte del contralmirante.
Esposo Kimmel, comandante, cruceros, Battle Force.

Verifique los cambios en la fuerza y ​​la organización de la flota desde octubre de 1939 para ver cómo la Armada se estaba preparando para involucrarse en el conflicto mundial. Comparación adicional con
la Organización de octubre de 1941 también puede resultar útil.

La información presentada en las siguientes páginas ayuda a mostrar cómo se encontraba la Marina en este momento clave y muestra cómo se estaban preparando algunos de los actores clave en la Segunda Guerra Mundial.
por su servicio.


La noche de los tornados & # 8211 6 de mayo de 1965

Minnetonka Boat Works era el distribuidor local de Chris-Craft en Wayzata & # 8211 en el lago Minnetonka. Su instalación de almacenamiento estaba en las cercanías de Deephaven, por donde pasaron los tornados. La devastación del tornado que azotó el lago Minnetonka y Deephaven fue sustancial, volcando los botes como pequeños juguetes en un montón de escombros.

HACE CINCUENTA AÑOS ESTA SEMANA, una serie de seis tornados azotaron el área de Twin Cities de Minnesota & # 8211 la noche del 6 de mayo de 1965. Recordamos este trágico evento hace unos días cuando recibimos la foto de arriba de Joseph Finley & # 8211 que publicó en nuestra página de Facebook de Woody Boater.

Minnesota correspondent and long-time resident Dane Anderson remembers that day in 1965 well – “I was a young boy at the time, but have vivid memories of that night. My Dad brought our brand new Glastron V-155 Fireflite home that day and tucked it away in the single car garage since it wasn’t insured yet. One of the tornadoes hit the house across the street and the house behind us, but hopped over our house.”

“That night was the first time that authorities used the Civil Defense Air-Raid Sirens to signal a tornado warning in the Twin Cities (Minneapolis-Saint Paul). Even though there was significant loss of life and many more injuries, the air-raid siren warnings were credited for saving many lives.”

“Multiple f4 tornadoes mark this as the worst tornado outbreak in Minnesota history. Six or more tornadoes hit the metro area. Some areas were hit by two tornadoes the same night!”

“Tornado #6 (described below) was the one that hit our neighborhood in Golden Valley. Our yard was littered with debris from neighbor’s homes.” – Dane Anderson

The remains from the tornadoes that rolled through the Minnetonka Boat Works storage facility in Deephaven. – Photo from the book “Hidden Revealed” – A sequel account of the May 6, 1965 tornado outbreak, by Allen W. Taylor.

Much has been written about this tragic weather event over the years. Local meteorologist Paul Hutter wrote a great piece on his Minnesota Public Radio (MPR) blog in 2014 – describing in great detail what was going on that night, and how it changed his life. Here is an excerpt from that story in 2014. – Texx

Twin Cities ‘Tornado Swarm’ 49 Years Ago

Where were you 49 years ago this week?

If you were anywhere near the Twin Cities metro area, you remember that day vividly.

For me, May 6, 1965 is my first living memory. Our home was within a half mile of the path of the devastating Deephaven Tornado that day.

Fortunately, May 6 – 1965 still stands 49 years later as the biggest tornado outbreak in Twin Cities history. Here’s an excellent summary of events from the Twin Cities office of the National Weather Service.

The May 6, 1965 Tornadoes
Twin Cities office of the National Weather Service

The worst tornadoes in Minnesota Twin Cities history occurred on May 6, 1965, with five tornadoes sweeping across the western and northern portions of the 7-county region, and a sixth tornado just outside the metropolitan area. Four tornadoes were rated F4, one was an F3, and the other produced F2 damage. Thirteen people were killed and 683 injured.

Many more would have been killed had it not been for the warnings of the U.S. Weather Bureau, local officials, and the outstanding communications by local radio and television stations. Many credit the announcers of WCCO-AM with saving countless lives. It was also the first time in Twin Cities history that civil defense sirens were used for severe weather.

There were two photographs of tornadoes – the Deephaven tornado and the second Fridley tornado were both published in the Minneapolis Tribune. It is unknown whether anybody else took pictures of any of the tornadoes that day.

May 6th, 1965 Tornado outbreak sequence from Lake Minnetonka to Fridley, MN. (Source – NOAA National Weather Service) There were two tornadoes on the ground at Lake Minnetonka at the same time (center of photo). On this chart the 6:08 tornado went up through Navarre (where the above photo was taken). The 6:27 Tornado went straight north through Deephaven. If you look at those time stamps you’ll see they were hitting the lake at the same time. You can imagine the radio coverage while those storms were hitting with multiple tornadoes to report simultaneously. – Dane

Tornado #1 – touched down at 6:08 p.m. CST just east of Cologne (Carver County), was on the ground for 13 miles, and dissipated in the northwestern portion of Minnetrista (Hennepin County). It was rated an F4, killed three people and injured 175.

Tornado #2 – touched down at 6:27 p.m. CST near Lake Susan in Chanhassen (Carver County) and traveled 7 miles straight north to Deephaven (Hennepin County). It was rated an F4, was on the ground for 7 miles, but resulted in no injuries or fatalities.

Tornado #3 – touched down at 6:34 p.m. CST about 3 miles east of New Auburn (Sibley County) and moved to just west of Lester Prairie (McLeod County). On the ground for 16 miles, it was rated an F3, but there were no injuries or fatalities.

Tornado #4 – touched down at 6:43 p.m. CST about two miles east of Green Isle (Sibley County), was on the ground 11 miles, and dissipated about two miles southwest of Waconia (Carver County). It was rated an F2, killed one person, and injured 175.

Tornado #5 – touched down at 7:06 p.m. CST in the southwesternmost corner of Fridley (Anoka County), moved across the Northern Ordnance plant, and dissipated just northeast of Laddie Lake in Blaine (Anoka County). It was on the ground for 7 miles, reached F4 intensity, killed three people and injured 175.

Tornado #6 – touched down at 8:14 p.m. CST in Golden Valley, moved across north Minneapolis (Hennepin County) and into Fridley (Anoka County), then Mounds View (Ramsey County), and finally dissipated just west of Centerville (Anoka County). This was rated an F4, killed six people and injured 158, and was on the ground for 18 miles.

An aerial photo of the Minnetonka Boat Works facility that was devastated by the tornadoes on May 6, 1965. (You can click on the photo to enlarge it)

Paul Huttner is Chief Meteorologist for Minnesota Public Radio. You can see Paul’s full story on his MPR blog by Clicking Here.

Although Minnetonka Boat Works was an authorized Chris-Craft Dealer at the time, it appears from the photos that there were many different types of (now classic) boats effected by the tornadoes that day in 1965.


The German invasion of Holland

Germany invaded Holland on May 10th 1940. The invasion, based on blitzkrieg, was swift and devastating. Holland surrendered just six days later as her military had been unable to cope with the speed of blitzkrieg. Fear was also great – Rotterdam had been severely damaged by bombing. Could the same happen to Amsterdam? The Hague?

Rotterdam destroyed by German bombing

German bombers attack Holland at 03.55 on May 10th. The target was Waalhaven airfield to the south of Rotterdam. One hour later, a battalion of paratroopers was dropped onto the airfield. Dutch troops based in Waalhaven put up fierce resistance but it was in vain. As with all early blitzkrieg attacks, the Germans had the element of surprise. While Waalhaven was being taken – a perfect base for the Luftwaffe to use – more paratroopers landed at Dordrecht, ten miles to the south-east of Waalhaven. Their task was to capture a vital bridge in the town. Such a prize would greatly assist the Germans ability to move vehicles in their assault on Holland.

As a result of the waterways that dissect Holland, small naval craft played a part in the attempts to stop the invasion. They had been reasonably successful but only delayed the inevitable. However, their perceived success persuaded the Commander-in Chief of the Royal Netherlands Navy, Vice-Admiral Fürstner, that more ships should be sent to the inland waterways to attack the Germans. To this end the destroyer ‘Van Galen’ was sent up the Nieuwe Waterweg – and became an easy target for German bombers. The narrow waterways ended any chance the destroyer had of changing her course – she was essentially stuck in the Nieuwe Waterweg. Though the ‘Van Galen’ did not receive a direct hit, many near misses had done much damage to the ship and she limped into Merwedeharbour incapable of continuing the fight. Though the journey of the ‘Van Galen’ had been futile, it typified the attempts by the Dutch to fight off the enemy.

The Dutch Air Force did the same. The airfield at Waalhaven was attacked four times by the Dutch (after it had fallen to the Germans) and many German planes were lost. But, despite their bravery, it was only inevitable that the Germans would be victorious. By the end of May 10th, the Germans had captured Waalhaven airbase and the vital bridge at Dordrecht. The southern sector of Rotterdam had been occupied and the Germans were in the perfect position to attack the heart of Holland’s most important commercial centre. Waalhaven was used to bring in German troops – this was achieved by 250 Junkers 52 transport planes bringing in troops.

Holland was an irritation in the great scheme of the attack on France. The sooner the Germans could take out Holland, the sooner they could concentrate all their resources on France. For this reason, they wanted to shock the politicians of Holland into surrendering. Rotterdam was the pay the price for this. The Germans decided to launch a ferocious attack on Rotterdam that would have such an impact, that the government of Holland would initiate a surrender.

On May 14th, the attack on Rotterdam started. The Germans used the excuse for such an attack that British troops had landed by the Maas River, thus endangering German troops based in the area. No such landing had taken place by the British. The attack started at 13.30 and within five hours, the Germans entered the centre of Rotterdam. There were 30,000 civilian casualties.

Over the next two days, the Germans conquered the rest of Holland. However, they did meet with resistance especially at the Ypenburg and Ockenburg air bases. At Ypenburg, 11 German transport planes were shot down out of a total of 13. Such was the ferocity of the defenders at Ockenburg, that German transport planes landed on the soft sand dunes that were near to the air base.

Despite all their heroics, the Dutch Air Force lost 62 planes out of 125 on May 10th alone. Despite such losses, they continued attacking the Germans and inflicting damage up until Holland surrendered. For their valour, the Dutch Air Force was awarded the Militaire Willemforce – the Dutch equivalent of the Victoria Cross.

The threat to bomb Utrecht, persuaded the Dutch government to surrender. On May 14th, a message was sent out to all Dutch forces to lay down their arms. Commanders were ordered to stop fighting and to destroy all ammunition. Skirmishes continued until May 16th.


Discover Jersey’s Occupation Story

The Channel Islands were the only part of the Britain Isles to be occupied by German forces in WW2. The five-year occupation came to an end on 9 May 1945 - Liberation Day, an event still celebrated in Jersey with an annual Bank Holiday.

Life under occupation

The German Occupation of Jersey began one week after the British government had demilitarized the island fearing for the safety of civilians should there be any conflict. The codename for this was “Operation Green Arrow” (Grüne pfeil) and the initial German Air Force reconnaissance flights mistake civilian farming lorries for troop carriers. On the 28th of June , the German Air Force, not knowing of the demilitarization, bomb and machine gun multiple sites on the island. The attacks killed ten people and wound many more. A few days later on the 1 of July 1940 General Richthofen, The Commander of the German Air Forces in Normandy, dropped an ultimatum from the air demanding the immediate surrender of the island. White flags and crosses were placed in prominent positions, as stipulated by the Germans, and later that day Jersey was occupied by air-borne troops under the command of Hauptmann Gussek.

German Command

Under the occupying forces, one of the greatest hardships was the lack of news from the mainland after the Germans had outlawed the use of radio sets. A number of individuals risked imprisonment by making their own crystal radio sets and spreading frontline news. Horse drawn traffic became an increasingly regular sight as petrol shortages became severe, and many vehicles were converted to use gas. The price of bicycles rose, and their use was restricted to those connected to essential services. The German’s ordered all traffic to drive on the wrong side of the road. The island was also moved to Central European time. In the months following D-Day, as the Allies regained control of France, the source of supplies fueling the islands was now no longer available.

Food shortage

Shopping hours were reduced as goods became scarce. Food shortages on Jersey were finally relieved by the arrival of the Red Cross ship SS Vega, bringing food parcels to Jersey. Before then, substitutes had been used to replace everyday foods, with seawater replacing salt, for instance, and a mixture of parsnip and sugar beet replacing tea. During the autumn of 1944, fuel supplies were almost gone, leaving no gas, occasional electricity, and very little road fuel. Medical supplies were almost non-existent and most people were without fuel. A Red Cross relief ship, the S S Vega, arrived in Jersey on 30 December with food parcels, and cases of salt, soap and medical supplies. The visits of the Red Cross ship S S Vega proved a lifeline to the starving islanders.

Fortress island

Hitler ordered the conversion of Jersey into an impregnable fortress. Thousands of slave workers from countries like Russia, Spain, France, Poland, and Algeria built hundreds of bunkers, anti-tank walls, railway systems, as well as many tunnel complexes. In late 1943 the Tunnel Complex Ho8 (now known as the Jersey War Tunnels) in St. Lawrence was converted from an artillery workshop and barracks to an emergency casualty clearing station able to cope with up to 500 patients.. All of the fortifications built around the island were part of Hitler’s “Atlantic Wall”. Today, traces of Jersey’s defenses and wartime occupations can be discovered across the island, especially in St. Ouen’s Bay.

Entre bastidores

On 6 May 1945 a delegation of German officials met with Jersey’s Bailiff, Alexander Coutanche, and the Attorney-General to discuss the developments in Europe and their impact on the islands. The German Command were defiant and no reference to surrender was entertained. Instead, the Germans portrayed their defeat as a shift in focus towards a union between the powers in a new fight against Russia. As if to illustrate this sentiment, the German Commander of the Channel Islands, Vice-Admiral Huffmeier, responded to the British Army’s request for capitulation by stating that he only received orders from his 'own Government'. Despite the nonchalance of the German occupying forces, which were still officially recognised, Jersey’s preparations for liberation began to take noticeable shape. In June 1944, the Normandy landings marked the initiation of ‘Operation Overlord’, the invasion of northwest Europe by the Allied forces.

Victory on the Horizon

By 7 May 1945, the German army had surrendered and the end of the war in Europe was announced. During the week leading up to 6 May islanders had been hearing reports of Hitler’s fall in Berlin by way of their hidden radios. In spite of the fact that the island was still officially under occupation, rumors began circulating of an imminent end to the war in Europe. In June 1944, the Normandy landings marked the initiation of ‘Operation Overlord’, the invasion of northwest Europe by the Allied forces. Culminating on the 8 May, the Allied military powers had been busy coordinating the necessary steps, behind the scenes, to recover the Channel Islands from their occupation. On 3 May a British Military operation 'Nestegg', with the objective of liberating the Channel Islands, was set in motion when a coordinated group of British Army units, collectively known as ‘Force 135’, were called to 'Stand To'.

German Surrender

On 8 May the units that made up Force 135 received their orders to move to their marshalling camps in Portsmouth. The main body of the Force was due to arrive in the islands on 12 May, however, a small contingent of Force 135, including their Commander, Brigadier AE Snow, left for the Channel Islands aboard HMS’ Bulldog and Beagle the morning of 8 May. Together with the units of Force 135, this first party consisted of a team of officials responsible for negotiating the terms of the Germans’ surrender. The front page of The Evening Post carried Jersey’s first confirmation of the Allies’ victory in Europe, and islanders were informed that Winston Churchill would broadcast the Nation’s first official announcement that afternoon at 3.00pm. Crowds began to gather at various locations to hear the announcement that would declare their liberation. Islanders waited patiently amidst the heavy air of expectation.

Churchill's Speech

At 3.00pm Winston Churchill crackled onto the airwaves to give, perhaps, the most famous speech of his career. The Prime Minister’s words announced the end to the war in Europe and the “unconditional surrender of all German land, sea and air forces in Europe”. When, amidst great cheers across the island, he uttered the words, “our dear Channel Islands are also to be freed today”. Island-wide flags and decorations sprang up. From a balcony overlooking the Royal Square, Bailiff Coutanche gave an impassioned address and proceed with an emotional rendition of the national anthem. Possessions, forbidden under the occupation, miraculously reappeared, adding to the celebrations. Parties continued throughout the rest of the day and long after the King’s speech at 9.00pm, with several bonfire and firework displays taking place.

Día de la liberación

At 7.15am on 9 May, on the quarter deck of HMS Bulldog, Second-in-Command for Guernsey General Siegfried Heine signed the Instrument of Surrender on behalf of the German Command of the Channel Islands, effecting their capitulation. On completion of this, General Heine was then ordered to “immediately cause all German flags and ensigns now flying in the Channel Islands to be lowered”. At Midday an overjoyed Bailiff Coutanche accompanied a German delegation led by the island Commander, General Major Rudolf Wulf, aboard HMS Beagle anchored in St. Aubin’s bay, where the separate surrender of Jersey was to take place. Arriving at the same time in St. Helier’s harbour was a small naval inspection party sent to report on the health of the islanders, who were promptly overwhelmed by an enthusiastic crowd delighted at seeing their first liberators landing on Jersey soil.

Celebraciones

The advanced landing party was dispatched to secure control of St. Helier and signal the liberation. Crowds greeted the liberating forces. Having wrestled their way through the hordes of celebrating locals, Lieutenant-Colonel WPA Robinson and his team eventually arrived at the Pomme d’Or the pre-selected liberation HQ. On their arrival the swastika flag was ordered down from the hotel balcony and, at 3.40pm the Union Jack was hoisted, officially signaling the end of the occupation. At this the crowd broke into a passionate performance of the national anthem before the streams of cheers erupted. This time, it was the Germans who were ordered to fly the white flag. The task force included many Channel Islanders who were forced to leave in 1940, and one of them, Captain Hugh le Brocq, was given the honour of raising the Union Jack over Fort Regent. As the day of liberation drew on, the celebrations continued and islanders celebrated their freedom to be together.

Trails

There are many ways for visitors experience Jersey’s occupation story. Immerse yourself in the sights and sounds of the occupation at the popular Jersey War Tunnels – you can even arrive by vintage open top autobús. For a more personal approach book a tour with History Alive aquí their knowledge is only surpassed by their passion. If you prefer to take things at your own pace then download the free Geotourist app and follow the Liberation Trail o la Occupation Trail.


Ver el vídeo: 5 de mayo de 1940