Batalla de Shiraz, 1393

Batalla de Shiraz, 1393


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Batalla de Shiraz, 1393

La batalla de Shiraz (1393) fue el enfrentamiento final entre Tamerlán y la dinastía Muzaffarid del sur de Persia, y fue una victoria para Tamerlán a la que siguió la destrucción total de la dinastía.

Shah Shuja, el último gobernante verdaderamente exitoso de la dinastía Muzaffarid, había ofrecido la lealtad de su hijo a Tamerlane desde su lecho de muerte. Zain Al-Abidin, su hijo y heredero, había rechazado pronto esta oferta y había sido depuesto por Tamerlane, antes de ser capturado por uno de sus tíos, Shah Mansur. Mansur se sometió a Tamerlán y la familia fue restituida a la mayor parte de sus tierras. Pronto estalló una guerra civil entre los miembros de la dinastía, y esto finalmente llevó a Tamerlán de regreso a Persia.

En la primavera de 1393, Tamerlán se acercó a Shiraz, al frente de un ejército que, según se decía, tenía al menos 30.000 hombres. Shah Mansur fue superado en número, pero a pesar de esto decidió lanzar un ataque contra el ejército de Tamerlane, casi con certeza con la esperanza de usar sus 4.000 jinetes blindados para matar a Tamerlane.

El ataque estuvo cerca del éxito. La pequeña fuerza de Shah Mansur pudo atravesar el medio del ejército de Tamerlane y luego cargar directamente contra Tamerlane, posiblemente acercándose lo suficiente para intercambiar golpes con él. Desafortunadamente para Shah Mansur, el resto de su fuerza no lo hizo tan bien, y se vio obligado a alejarse de Tamerlán. Durante la retirada que siguió, fue capturado por una fuerza liderada por el hijo de Tamerlán, Shah Rukh, y decapitado. Los miembros restantes de la dinastía Muzaffrid pronto fueron apresados ​​y ejecutados.


La migración de Shirazi

Durante gran parte del siglo XIII, la ciudad costera más importante fue Mogadiscio, una ciudad mercantil en la costa de Somalia a la que llegaron nuevos inmigrantes del Golfo Pérsico y el sur de Arabia. De estos, los más importantes se llamaron Shirazi, quien, en la segunda mitad del siglo XII, había emigrado hacia el sur a las islas Lamu, a Pemba, a Mafia, a las Islas Comoras y a Kilwa, donde a fines del Siglo XII habían establecido una dinastía. Es algo dudoso que fueran realmente de origen persa. Aunque muy preocupados por las guerras, a finales del siglo XIII habían hecho de Kilwa el segundo lugar en importancia después de Mogadiscio. Cuando Abū al-Mawāhib tomó el trono de Kilwa, se produjeron importantes novedades. Kilwa capturó el antiguo monopolio del comercio de oro de Mogadiscio con Sofala e intercambió telas, muchas de ellas fabricadas en Kilwa, y perlas de vidrio por oro y, con la gran riqueza resultante, se desarrollaron nuevos estilos de cerámica, se produjo un marcado aumento en la importación de porcelana china. , y las casas de piedra, que hasta entonces habían sido raras, se hicieron comunes. El gran palacio de Husuni Kubwa, con más de 100 habitaciones, fue construido en ese momento y tenía la distinción de ser el edificio individual más grande de toda África subsahariana. Husuni Ndogo, con sus enormes muros de recinto, probablemente también se construyó en este momento, al igual que las extensiones de la gran mezquita de Kilwa. La inspiración arquitectónica de estos edificios era árabe, su artesanía era de un alto nivel y la gramática de sus inscripciones era impecable. Kilwa declinó a finales del siglo XIV y revivió en la primera mitad del XV, pero luego, en parte debido al conflicto dinástico interno pero también en parte debido a la disminución de las ganancias del comercio del oro, volvió a declinar a partir de entonces.

En otros lugares, especialmente en la costa de Kenia, la primera mitad del siglo XV parece haber sido un período de mucha prosperidad. Ya sea en Gede (al sur de Malindi) o en Songo Mnara (al sur de Kilwa), los estilos arquitectónicos eran relativamente uniformes. Las casas de piedra de un solo piso, en su mayoría de coral, eran comunes. Cada asentamiento costero tenía una mezquita de piedra, que, por lo general, se centraba en una sala rectangular con techo dividida por pilares de mampostería. Las importaciones chinas llegaron en cantidades cada vez mayores y hay indicios de que los tazones para comer comenzaban a ser de uso más común. Mombasa se convirtió en una ciudad muy importante, al igual que Pate, en las islas Lamu. Las clases dominantes de estas ciudades eran musulmanes de ascendencia árabe y africana mixta que estaban principalmente involucrados en el comercio debajo de ellos eran trabajadores africanos que a menudo eran esclavos y una población árabe transitoria. El ímpetu en esta sociedad fue más islámico que africano. Estaba unido por mar al lejano mundo islámico, de donde todavía llegaban inmigrantes para asentarse en la costa de África Oriental, casarse con la población local y adoptar el idioma swahili. El impacto de estos asentamientos fue limitado, mientras que su influencia en el interior de África Oriental fue inexistente.

Durante el siglo XV, las familias Shirazi continuaron gobernando en Malindi, Mombasa y Kilwa y en muchos lugares menores a lo largo de la costa. También dominaron Zanzíbar y Pemba. Los nabahani, que eran de origen omaní, gobernaban en Pate y también estaban bien representados en Pemba. La sociedad costera obtuvo cierta unidad por su participación en una única red comercial, por una adhesión común al Islam y por los lazos de sangre y matrimonio entre sus principales familias. Políticamente, sin embargo, sus ciudades-estado eran en gran parte independientes, no reconocían ningún control extranjero, y sus recursos limitados limitaban sus actividades políticas a África Oriental y a una variedad de rivalidades locales; Zanzíbar y Pemba, por ejemplo, parecen haber sido divididas con frecuencia entre varios gobernantes locales. Mombasa ocupaba la posición principal en esta parte de la costa, aunque su principal rival, Malindi, disputaba su control sobre el área inmediatamente al norte. Parece que han existido estrechas conexiones entre Mombasa y varios lugares del sur. Sus gobernantes Shirazi pudieron movilizar el apoyo militar de algunos de los pueblos del interior y, como resultado del lugar que había ganado en el comercio del noroeste del Océano Índico, habían convertido a Mombasa en una ciudad próspera. Su población de alrededor de 10,000 en comparación con solo 4,000 en Kilwa.


La gripe española y el fin de la Primera Guerra Mundial en el sur de Irán de 1917 a 1920

La gripe española fue uno de los desastres en la historia de Irán, especialmente en el sur de Irán, que provocó la muerte de un número significativo de personas en Irán. Comenzó el 29 de octubre de 1917 y duró hasta 1920, un desastre que podemos afirmar que cambió la historia. En uno de los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial en el sur de Irán en 1918, no quedó nada hasta el final de la Primera Guerra Mundial y cuando la batalla entre los guerreros iraníes (especialmente la gente de Dashtestan y Tangestan en Bushehr, los árabes y la gente de Bakhtiari en Juzestán y la gente de Kazerun y Qashqai en Fars) y las fuerzas británicas habían alcanzado su punto máximo. A medida que cada segundo alentaba el triunfo de los iraníes, un brote de gripe entre los guerreros iraníes provocó muchas muertes y, como resultado, la retirada militar. El brote de gripe en Kazerun, Firoozabad, Farshband, Abadeh e incluso en Shiraz cambió el final de la guerra. En este artículo, intentamos discutir el papel del brote de gripe española al final de uno de los frentes de la Primera Guerra Mundial.

Palabras clave: Gran Bretaña Fars Irán Gripe española Primera Guerra Mundial


Batalla de Shiraz, 1393 - Historia

La función más importante de la miniatura fue la ilustración. Le dio una imagen visual a la trama literaria, haciéndola más agradable y más fácil de entender. La miniatura se convirtió en un matrimonio de lenguajes artísticos y poéticos y obtuvo una profunda y sincera concordancia con la poesía.

Durante los últimos diez siglos ha habido grandes obras literarias para inspirar a los grandes artistas de su época. A finales del siglo X, Ferdowsi creó su poema épico inmortal "Shahnameh"(El Libro de los Reyes), que en unas 50 mil coplas, relata a través de hechos y leyendas, la historia del país desde la creación del mundo hasta las conquistas árabes en el siglo VII. En el siglo XII, el poeta Nezami creó su romántico "Khamsa" (cinco historias en verso), que fue muy popular, y fue imitado varias veces por poetas indios que escribían en persa.

El siglo XIII vio la creación de grandes obras por Saadi, autor de los famosos "Bustan" y "Golestán". Golestán es una colección de anécdotas y proverbios moralizantes y entretenidos escritos en elegante prosa rimada y, a intervalos, con versos adecuados. Bustan es un poema didáctico, lírico en tono y anecdótico en composición. Se considera una de las obras maestras de la literatura persa.

Escuela de Tabriz, "Pandj Gandj", Amir Khosrow Dehlavi
En el siglo XIV, hubo obras esclarecedoras y románticas de Amir Khosroe Dehlavi, Khajoo Kermani, Hafezy Kamal Khodjandi. Mientras que el siglo XV fue el momento del poeta Jami, que escribió los siete poemas épicos llamados "Haft Owrang" (Los siete tronos o la Osa Mayor). Su poesía abarcó todas las diferentes categorías de la literatura anterior.

Esta gran riqueza de literatura inspiradora dio lugar al surgimiento de muchas escuelas en miniatura importantes, cada una con su propio estilo único, creando una gran diversidad de pinturas. Fue a través de estas escuelas que la pintura en miniatura logró su espléndido desarrollo tanto en Irán como en Asia central. Tres de las escuelas más influyentes estaban en Shiraz, Tabriz y Herat.

En los siglos XIII y XIV Shiraz, la capital de Fars fue testigo de un nuevo aumento en el desarrollo de su vida cultural. Este fue el momento de Saadi, Khajoo Kermani y Hafez. La poesía floreció y también la miniatura. Una de las obras más importantes para los ilustradores de la época fue "Shahnamah", y en Shiraz había una gran plantilla de pintores dedicados a ella. En las miniaturas de Shiraz del siglo XIV, predominaba la simetría de la construcción y, en su mayor parte, la composición era parecida a un friso, sencilla y monótona.

Sin embargo, la escuela Shiraz iba a tener una gran influencia en todo Irán y, a finales del siglo XV, estaba produciendo miniaturas de la más alta calidad. Las ilustraciones de "Khamseh" (1491) de Nezami sirven como ejemplo del arte de Shiraz en su apogeo. Todo es completo y claro, tanto en la composición y distribución de los detalles, como en el contorno de las siluetas. Las líneas son firmes y seguras.

A finales del siglo XIII, el Tabriz se había establecido una escuela de arte. El desarrollo artístico temprano de la escuela de Tabriz difirió del de Shiraz, ya que sus ilustraciones tendieron a combinar rasgos del Lejano Oriente con el estilo de pintura armeno-bizantino. Esta última influencia puede explicarse por la situación geográfica de Tabriz, que se encuentra en la frontera de la región armenia.

Escuela de Herat, "Khamseh", Nezami
Surgieron relaciones más estrechas entre los diferentes estilos artísticos de las escuelas de arte de Shiraz y Tabriz a principios del siglo XV. Esta época está relacionada con una gran migración de pintores que comenzó después de que Timur conquistara Bagdad (en 1393, 1401) y Tabriz (1402). Muchos de ellos fueron llevados a Samarcanda, la capital del conquistador, así como a la corte de su nieto, Iskandar Sultan, el gobernante de Shiraz. En los nuevos estudios se adaptaron a las ideas y gustos ya existentes, pero al mismo tiempo introdujeron gran parte de las tradiciones que habían seguido mucho antes de la migración.

En el siglo XVI, en los vastos territorios de Irán y Asia central, la poesía de Jami fue extremadamente popular y enriqueció el arte de la pintura con nuevos temas. Este fue el comienzo de un gran desarrollo en las diversas escuelas de arte en Irán. En las miniaturas de Tabriz de la época, apareció una magnífica capacidad para crear dentro de un espacio limitado, una ilusión completa de una escena o paisaje en particular, por ejemplo, una imagen de un edificio de palacio, incluida parte de su patio, jardín interior y el palacio. interior.

La arquitectura y el paisaje a partir de ahora se incluyeron de la manera más completa posible. Las figuras dentro de la composición ya no eran constreñidas y estáticas, y estaban pintadas de una manera más viva y natural.

En la primera mitad del siglo XV se estableció una escuela de arte en Herat. Los mejores artistas de las escuelas de Tabriz y Shiraz se mudaron aquí. En las primeras miniaturas de Herat, la pintura de figuras se volvió mucho más hábil y el dibujo ganó mayor precisión. A medida que aumentaba la habilidad de los pintores, las figuras se colocaban con mayor seguridad y la estructura rítmica de la composición se hacía más complicada. Los artistas de Herat fueron excepcionales al retratar personas, haciendo del entorno un mero acompañamiento.

Uno de los pintores más conocidos e influyentes de la escuela de Herat fue Kamal-od-Din Behzad, cuyo arte creativo estuvo muy influenciado por las obras de los poetas Jami y Navai. En sus propias obras apareció una atención única por retratar no solo a las personas, sino también a lo que los rodeaba en su vida diaria. Las pinturas de Behzad llevaron la miniatura a su genuino florecimiento. Compartió la fama de la pintura de Herat con otros destacados pintores en miniatura de la época: su maestro y director del estudio de la corte, Mirak Nakkash, Kasim 'Ali, Khwadja Muhammad Nakkash y Shah Muzaffar.

El tema de las miniaturas se fue haciendo más limitado con el paso del tiempo. En el siglo XVII había principalmente escenas de amor, retratos e incluso algunas fotografías europeas copiadas. En el siglo XVIII apareció un nuevo género de flores y pájaros.


Persépolis - Ciudad de los persas

A unos 60 km al noreste de Shiraz, al pie de Koh-e-Rahmat (Montaña de la Misericordia) en Irán, se encuentran las ruinas de una de las ciudades más grandes del Imperio aqueménida: Persépolis.

Conocida como Parsa en persa antiguo (que significa ciudad de persas) y Takht-e-Jamshed en persa moderno, Persépolis es ahora un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, designado como tal en 1979.

La evidencia del asentamiento prehistórico del sitio sobre el que se construyó Persépolis muestra que el área había sido ocupada mucho antes de que Darío I, o Darío el Grande, si lo prefiere, la convirtiera en su capital durante su reinado de 522 a 486 a. C. Darío fue el tercer rey del Imperio aqueménida que duró más de 2 siglos, y que el rey persa, Ciro el Grande, había establecido en el siglo VI a. C.

Darius quería trasladar la capital que Cyrus había establecido en Pasargadae para darle a la administración persa un nuevo comienzo. Pero ubicó Persépolis en una región remota, lo que dificultaba los viajes allí, por lo que la administración del Imperio fue supervisada desde otras ciudades importantes como Babilonia, Susa y Ecbatana. Por tanto, la nueva ciudad se convirtió en la capital ceremonial.

Hay nueve estructuras en todo el complejo y Darius construyó tres de ellas, mientras que su hijo Xerxes I (él de la película 300 fame) y su nieto Artaxerxes I completaron el resto. Las excavaciones también han revelado un mercado, edificios residenciales y probablemente un palacio para Artajerjes.

Darío el Grande levantó una enorme terraza de plataforma en la llanura de Marv Dasht, sobre la cual ordenó que se construyera su ciudad capital y este es el primer sitio que ves al acercarte. Las estructuras iniciales incluían la sala del consejo, el palacio y la sala de recepción (o Apadana).

El material de construcción principal era piedra caliza y ladrillos de barro, pero la sala de recepción presentaba una sala de 60 metros de largo decorada de manera brillante con 72 columnas de 19 metros de altura que soportaban un techo de vigas de cedro del Líbano.

Esculturas de animales que simbolizan la autoridad del rey, como el toro y el león, se sientan sobre las columnas. Las paredes exteriores de la plataforma mostraban a personas de las 23 naciones sometidas del Imperio aqueménida, que llegaban con obsequios para el rey. Estas representaciones en bajorrelieve son extremadamente precisas y realmente puede identificar las nacionalidades representadas. Una gran cisterna elevada fue tallada en el pie oriental de la montaña detrás de la plataforma para recoger el agua de lluvia para beber y bañarse. Un sistema de riego llamado Qanat suministraba agua a las aldeas y granjas a través de pozos y conductos. Todavía está en uso en todo Irán hoy.

Sin embargo, la grandeza del sitio se debe a Jerjes I y Artajerjes I, y los reyes aqueménidas posteriores agregaron sus propios adornos. Al gran complejo del palacio construido por Jerjes I se entraba a través de la Puerta de Todas las Naciones, flanqueado por dos estatuas monumentales de lamassu (hombres-toro) que se pensaba que protegían del mal.

Jerjes construyó su harén con 22 apartamentos detrás de los cuales también construyó el Tesoro para albergar archivos gubernamentales, obras religiosas y otros escritos, arte, botín de conquistas y tributos traídos por naciones sometidas.

A unos 4 km al noreste de Persépolis se encuentra Naqsh-e-Rustom, una necrópolis que alberga las tumbas excavadas en los acantilados de Darío el Grande y sus sucesores (probablemente Jerjes I y Artajerjes I). Los emperadores persas posteriores, sobre todo los sasánidas, agregaron relieves de roca a la necrópolis.

El más famoso es el del rey sasánida Sapor I a caballo, con el emperador romano Valeriano inclinándose ante él en sumisión, y Felipe el Árabe (un emperador anterior que pagó tributo a Sapor) sosteniendo el caballo de Sapor, mientras que el emperador muerto Gordiano III, asesinado en la batalla, yace debajo de él. Esto conmemora la Batalla de Edesa en 260 EC, cuando Valeriano se convirtió en el único emperador romano capturado como prisionero de guerra, algo que los sasánidas nunca se cansaron de recordar a los romanos.

Sin embargo, el relieve más antiguo en Naqsh-e Rostam se remonta a alrededor del año 1000 a. C. y se cree que es de origen pre-persa elamita. El hombre en el relieve le da al sitio su nombre, Naqsh-e Rostam ("Relieve de Rustam" o "Relieve de Rustam"), porque se creía localmente que era una representación del héroe mítico Rustam.

La función de una misteriosa estructura en forma de cubo llamada kaba-e-zartosht o cubo de Zoroastro situado exactamente frente a la tumba de Darío II ha desconcertado a los arqueólogos, algunos dicen que era un templo de fuego, otros lo llaman mausoleo e incluso un tesoro para documentos importantes. . Probablemente adquirió el nombre durante el período musulmán y más tarde los europeos comenzaron a asociarlo con el culto al fuego porque las paredes interiores de la estructura estaban ennegrecidas por el hollín. Nota al margen: las estructuras en forma de cubo se construyeron en todo el Medio Oriente con fines religiosos, mucho antes de que los musulmanes adoptaran la Kaaba.

Entonces, ¿qué pasó con Persépolis? Bueno, sucedió Alejandro el Grande. En 330 a. C., durante el reinado de Darío III, Alejandro saqueó la ciudad e incendió todo el lugar, incluido el palacio de Jerjes, aparentemente mientras estaba de fiesta con sus tropas.

Persépolis siguió siendo la capital de Persis como provincia del imperio macedonio hasta 316 a. C., pero finalmente declinó bajo el reino seléucida.

Sin embargo, siguió siendo un lugar de considerable importancia en el primer siglo del Islam, pero la nueva ciudad cercana de Shiraz pronto lo hizo insignificante. A mediados del siglo XI, el emir selyúcida Qutulmish la arrasó y trasladó su población a Shiraz.

Persépolis permaneció oculta y olvidada bajo sus propias ruinas hasta 1618 cuando fue redescubierta como la antigua capital. Las excavaciones del sitio comenzaron en 1931, proporcionando una amplia evidencia de un gran incendio.

Ahora es un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO y bien vale la pena visitarlo si se encuentra en Irán.

También puede ver mi podcast de video y audio sobre esto. Visite también mi sitio web, síganos en las redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Reddit) y suscríbase a mi canal de YouTube.


Batalla de Bosworth 2018 Shiraz puritano cultivado orgánicamente (McLaren Vale)

Ahora tiene acceso GRATUITO a casi 300.000 reseñas de vinos, cervezas y licores. ¡Salud!

Esta bodega familiar se ha cultivado orgánicamente desde 1995. Su Shiraz "puritano" está sin remover y sin azufre agregado. No está adulterado, está limpio y vibrante, y huele a almohadilla de bodega en época de cosecha. Frutos morados y azules de zarza, levadura y matices de laurel, regaliz, pimienta molida y cacao. La acidez picante atraviesa la fruta afelpada y ácida, y los taninos picantes y cursis se ajustan. Un vino estimulante que magnifica el poder puro de Shiraz. Bebe ahora. Christina Pickard

Cómo probamos a ciegas

Todas las catas informadas en la Guía de compra se realizan a ciegas. Por lo general, los productos se prueban en grupos de pares de entre 5 y 8 muestras. Los revisores pueden conocer información general sobre un vuelo para proporcionar contexto y mdashvintage, variedad o denominación y mdash, pero nunca el precio de productor o minorista de una selección determinada. Cuando es posible, los productos considerados defectuosos o poco habituales se vuelven a probar.

Las calificaciones reflejan lo que nuestros editores sintieron sobre un producto en particular. Más allá de la calificación, le recomendamos que lea la nota de cata adjunta para conocer las características especiales de un producto.


Shiraz se encuentra en la zona montañosa de Zagros, a una altitud de 1585 metros sobre el nivel del mar. Shiraz está rodeado por las montañas Zagros llamadas Sabz Pooshan, Derak, Chehel Magham y Baba Koohi. Un río estacional atraviesa la ciudad y llega al lago Maharloo ubicado en el sureste de la ciudad. Shiraz tiene un clima de cuatro estaciones con veranos calurosos con un promedio máximo de 38,8 ° C, otoños e inviernos suaves con 300 mm de lluvia y primaveras con un clima muy agradable de unos 20 ° C.

Además de su atmósfera encantadora y tranquila que la convierte en una de las principales ciudades de Irán para los viajeros, Shiraz tiene muchas atracciones históricas y culturales, de las dinastías Zand y Qajar. Muchas de las atracciones están situadas dentro de la ciudad, mientras que los monumentos que quedaron de los antiguos imperios se encuentran alrededor de la ciudad y están a una o dos horas en automóvil desde Shiraz.

Bazar de Vakil

Ubicado en el corazón del distrito histórico de Shiraz, el antiguo Bazar Vakil es uno de los bazares más increíbles que se deben visitar en Irán. Este nostálgico bazar data del siglo XI y consta de callejuelas, caravasares, patios, mezquitas, tiendas antiguas, etc. Hoy en día, Vakil Bazaar todavía está lleno de gente que compra y vende productos variados, desde ropa hasta alfombras, especias y antigüedades. , y esto es lo que lo convierte en un lugar fascinante para visitar.

Mezquita Nasir al Mulk

Conocida como la Mezquita Rosa debido a su impresionante mosaico de colores, la Mezquita Nasir al Mulk es ahora un ícono en Shiraz. Esta mezquita fue construida por el gobernador de Fars Sr. Mirza Hasan Ali Khan durante la dinastía Qajar. El glamour de las luces de colores que brillan en el salón principal de la mezquita a través de las vidrieras ha convertido a la mezquita Nasir al Mulk en uno de los mejores lugares y lugares para tomar fotografías en Irán.

Mezquita Jame Atiq

Esta es una de las construcciones más antiguas de Shiraz, que fue construida durante la dinastía Saffaris y es conocida por la estructura única en el medio de su patio llamada & quotKhodaykhaneh & quot o la casa de Dios. Esta mezquita está ubicada justo detrás de Shah Cheragh y es un lugar sagrado entre los lugareños de Shiraz.

Ciudadela de KarimKhan

Este monumento de ladrillo es donde Karimkhan, el rey de la dinastía Zand solía vivir durante su reino y es una combinación de arquitectura residencial y militar. La ciudadela de Karimkhan (llamada Arg e Karimkhan en persa) fue más tarde la casa de los comandantes Qajarid en Shiraz y luego se usó como prisión durante la época de Pahlavi. Este magnífico monumento de ladrillo en el centro de la ciudad es parte del complejo Zand, que es una visita obligada en Shiraz.

Jardín Eram

El encantador Eram Garden, construido durante el siglo XIII, es uno de los jardines persas inscritos por la UNESCO como patrimonio de la humanidad debido a su diseño cuatripartito, su asombroso pabellón y altos cipreses. Con cientos de especies de plantas, Eram Garden es también un jardín botánico, que es un recurso de estudio importante para los estudiantes de botánica.

Tumba de Hafez o Hafeziyeh es el monumento funerario de Hafez (Hafiz) el famoso poeta iraní que vivió en Shiraz durante el siglo XIV. Esta construcción fue diseñada y construida inteligentemente para Hafez siglos después de su muerte para proyectar el esplendor de sus poemas y la filosofía detrás de los versos, por lo que los lugareños de Shiraz tienen un vínculo especial con este lugar atmosférico y pacífico.

Naranjestan Ghavam

La familia Ghavam fue una familia influyente en la política de Irán y rsquos, que vivió en Shiraz durante la dinastía Qajar. La casa residencial de Muhammad Ghavam, llamada Naranjestan-e Ghavam (que significa Casa Naranja de Ghavam) es un espléndido monumento con llamativos adornos como coloridos azulejos y espejos y un exuberante jardín de naranjos que se vuelve tan aromático con los azahar en primavera.

Persépolis

Conocida como uno de los legados más importantes del mundo antiguo y una de las principales atracciones de Irán, Persépolis se encuentra a 60 kilómetros de Shiraz y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta antigua ciudad fue construida en el 518 a. C. por Darío, el rey de los aqueménidas, como la capital ceremonial e incluye diferentes palacios con una arquitectura y ornamentos gloriosos alucinantes.

Naqsh-e Rostam

Situada cerca de Persépolis, Naqsh-e Rostam es una antigua necrópolis con cuatro tumbas de roca en forma de cruz relacionadas con cuatro de los reyes aqueménidas. Hay algunos bajorrelieves que muestran escenas de batalla y coronaciones de los reyes sasánidas, y otro edificio llamado Ka & # 39abe ye Zartosht (el cubo de Zoroastro).

La antigua ciudad de Bishapour se encuentra a 140 kilómetros de Shiraz y fue construida por orden de Shapour, el rey de la dinastía sasánida, alrededor del 241 d.C.


Batalla de Shiraz, 1393 - Historia

Caja de titanio amarillo oxidado por calor

Escape de alto rendimiento con & ldquotriple pare-chute & rdquo protection

Fase lunar esférica patentada

Las orejetas flotantes maximizan la comodidad en la muñeca

El cementerio de Brokenwood y el Shiraz de 4 acres de Tyrrell: el irresistible Shiraz del valle del cazador australiano

El Hunter Valley, a un par de horas en auto hacia el noroeste de Sydney, probablemente no sería el primer lugar donde alguien plantaría uvas si comenzaran desde cero hoy. Puede hacer un calor insoportable y, si bien la lluvia durante la vendimia no es obligatoria, es una intrusión regular. Como es el granizo. Y, por supuesto, si no llueve durante ninguna añada, la sequía parece ser la otra opción.

¿Qué uvas destacan aquí? Shiraz para los rojos, pero Shiraz sobresale en muchas partes de Australia. Las regiones más cálidas, como McLaren Vale y Barossa, así como los climas más fríos, como el centro de Victoria, ofrecen una competencia seria. ¿Ropa blanca? Chardonnay a su manera, pero la estrella es Semillon. Semillón? Claro, maravilloso como el componente principal de Sauternes, pero ¿como un blanco seco de una región cálida de Australia?

Da la casualidad de que el Semillon de Hunter Valley es único. Está elaborado con alcohol en torno al 11 por ciento y no ve roble. Puede ser algo insípido cuando es joven, pero con el tiempo lo vemos transformarse como el patito feo floreciendo en el hermoso cisne. Vinos impresionantes que pueden envejecer y mejorar durante décadas.

Hunter Shiraz es suave, ligeramente afelpado, suave, elegante y, sin embargo, lleno de sabor. A veces un poquito rústico, pero nuevamente un vino que puede envejecer y mejorar durante muchos años. Los Twin Bins 3100 y 3110 de 1965 de Lindeman & # 8217s, sobre los que escribí recientemente, proporcionaron una evidencia convincente de eso.

De hecho, fueron los vinos que me hicieron pensar en volver a visitar la región. Esos vinos más la cosecha 2018, que podría ser la mejor en Hunter desde el 65. Y a partir de 2018, en lugar de una amplia colección de notas sobre numerosos vinos merecedores, voy con dos de mis favoritos absolutos, no solo de Hunter sino de cualquier región: Tyrrell's 4 Acres y Brokenwood's Graveyard.

Brokenwood & # 8217s centro de visitantes

Tyrrell's es una de las bodegas más antiguas de Australia. Brokenwood, en comparación, parece el chico nuevo de la cuadra, pero creo que este año está celebrando su quincuagésimo aniversario. Uno espera que salga mejor que el cuadragésimo.

Me apresuraría a señalar que las degustaciones y eventos organizados en la bodega de Brokenwood en Hunter para el evento del cuadragésimo aniversario (y permítanme divagar un poco al decir que las instalaciones y el restaurante recién abiertos se han convertido muy rápidamente en el lugar para visitar cuando visite la región ) salió maravillosamente bien.

El problema fue, si se me permite, otra digresión más, un viaje "interesante" desde Sydney. Se organizó un minicab para recoger a un grupo de nosotros en el aeropuerto de Sydney & # 8217s (incluido un miembro de la realeza de la escritura de vinos de este país, que también fue uno de los socios fundadores de Brokenwood, cuando algunos de nosotros estábamos contentos con una copa). de leche fría de la guardería local).

Nos dijeron que nuestro conductor de la compañía Happy Cabbie (y no era tan irónico) nos encontraría en el aeropuerto en el carrusel de equipaje 1. Nos dirigimos hacia allí y, aunque no estaba cerca, finalmente lo vimos con su cartel. Uno de nuestro número mencionó que nos dirigíamos al equipaje 1, por lo que fue una suerte que lo viéramos (en realidad, para verlo, todo lo que teníamos que hacer era buscar a alguien que pareciera que acababa de escapar de la cárcel, al estilo Shawshank).

"Bueno, ¿quién te dijo que fueras allí?"

“Eran las instrucciones de su empresa”, respondió.

"Bueno, eso podría ser lo que dice la empresa, pero no es donde espero". Al parecer, es culpa nuestra por no saberlo.

Nuestro éminence grise Llevaba algunas botellas viejas a cuestas, estaba contribuyendo amablemente a las degustaciones, y teníamos que esperar hasta que despejaran el área de equipaje especial. Nuestro conductor, a quien habíamos apodado Basil, no estaba contento por no partir de inmediato.

Intenté una pequeña charla ociosa para llenar el incómodo silencio mientras esperábamos. Sabía que había otro autobús más tarde, así que le pregunté si sabía quién iba en ese.

"No." Esto va bien. "Bueno, está en mi carpeta, pero no voy a mirar".

Finalmente, partimos. Todos tenían equipo, pero no se ofreció ayuda. Nuestra única hembra se estaba ahogando bajo esas cosas.

Preguntamos si podíamos parar en algún lugar ya que ninguno de nosotros había almorzado y algunos no habían desayunado.

Sí, se detendrá en el camino. Se sugirió un buen lugar. "No, no me detuve ahí".

A mitad de camino, salimos de la carretera principal hacia un lugar, salimos para que pudiera recoger a su esposa y llevarla. Salimos y él dijo: "Tienes cinco minutos". Era un lugar terrible y, en serio, esperaba música de banjo en cualquier momento.

Mencionamos que teníamos la intención de pedir algo de comida, así que verificamos si podíamos comer en el minibús.

"Está bien, entonces puede que demoremos un poco más de cinco minutos".

Que, por supuesto, ignoramos.

La elección fue Subway o KFC. Sin ninguna razón en particular, probablemente porque estaba más cerca, fuimos a Subway. Y allí, en el mostrador pidiendo comida, estaba un tipo con uniforme de McDonalds. No es broma. Pedimos, nos sentamos, pero en Basil cargó e insistió en que fuéramos. Dejamos en claro que terminaremos. No iba a esperar hasta que se llegó a un compromiso y pudimos terminar de comer en el autobús; presumiblemente, llegar sin pasajeros no se considera una buena apariencia en los círculos de transporte.

Llegamos al autobús y él dijo, esposa esparcida en el asiento delantero, luciendo como si acabara de tener la visita conyugal que le habían negado durante tanto tiempo y descubrió que no era todo lo que esperaba, “Quiero $ 57 de cada uno de ustedes. "

Señalamos que todo había sido organizado en su oficina y pagado por Brokenwood.

"No voy a ir ni un centímetro más hasta que cada uno de ustedes me dé $ 57".

No nos movíamos y no le pagamos.

Finalmente, accedió a llamar a su oficina.

We assume that his apology was when he slammed the door and started driving again without a word. Before long, he tried it again. Same result, although someone did ask how much he charged his wife for the lift. One of our number had a real job as an extremely senior detective who spent years dealing with various gangland wars and murders. He finally had enough. Despite the fact that Basil was a good foot taller than him, Basil was placed firmly against the van and the riot act was read.

Basil appeared truly stunned that there could be any question as to the high level of personal service he had been providing. Suffice it to say that neither Basil nor the Happy Cabbie company was seen for the return journey a few days later. I’ll confess I have rarely laughed as much as I did on that trip.

Tyrrell’s Cellar Door and Old Hut

Tyrrell’s history

Tyrrell’s began when Edward Tyrrell took up a concessional allotment of 320 acres of Hunter Valley land in 1858, several years after he had arrived from England. He planted Shiraz and Semillon although they were more likely known as Hermitage and Shepherd’s Riesling respectively in those days. His first harvest was 1864. Edward had ten children, and the eldest of them, Dan, took over in 1889 at just 18. He went on to oversee an extraordinary 69 vintages.

Dan’s nephew, the legendary Murray, took over in 1959, revolutionizing the operation. He emphasized tasting visits, bringing in customers, and ensuring their loyalty. Murray also established Australia’s first mail-order wine club and created what is known as the Private Bin system, where grapes harvested from Tyrrell’s best vineyards were matured in individual oak barrels with the wines then named after those vats.

Hence, we have Vat 1 Semillon (almost 5,500 medals and more than 330 trophies gives an indication of just how good Hunter Semillon, and this wine in particular, can be) Vat 47 Chardonnay Vats 5 and 9 Shiraz and more.

Murray’s son, Bruce, joined the business in 1974 and took over in 2000. Today, he is ably assisted by his own son, Chris. Chief winemaker Andrew Spinaze has been with them since 1980.

The Tyrrell family in the Hunter Valley

In 1983, to celebrate 125 years of winemaking, Tyrrell’s released not only the famous 1976 Pinot Noir that won the 1979 inaugural “Olympics of Wine” in Paris, organized by French food and wine magazine Gault-Millau (always controversial, a Hunter Pinot?), but also the 1979 Anniversary Hermitage (Hermitage was still in vogue then as the name for Shiraz, but not permitted now), which came from Tyrrell’s 4 Acres vineyard (visitors to Tyrrell’s will have passed it on the way up the drive). This was, to my knowledge, the first specific release from that vineyard.

Tyrrell’s 4 Acres vineyard in the Hunter Valley

Despite being named 4 Acres Vineyard (4 acres = 1.6 hectares), it contains just 1.05 hectares of Shiraz, planted in 1879 by Edward Tyrrell, meaning a very limited production. There was more, but in 1964 the company retired its draft horses, which meant “cultivation by tractor” and so every second row was removed (so same area, just half the production).

There is also some Pinot Noir as well, but for our purposes it is these wonderful old Shiraz vines on which we focus. This vineyard is part of the Sacred Sites program. Until the introduction of 4 Acres Shiraz, the grapes were used as part of Vat 9.

Allow me to intrude with a quick word on vintages. The Hunter can suffer from less-than-stellar vintages. This is not Margaret River where every year is simply a variation on the theme of perfection, or so it seems.

However, the Hunter Valley recently saw three absolute crackers: 2017, 2018, and 2019. For reds, 2018 seems to be universally accepted as the pinnacle, and it may well be the best vintage since 1965. Put simply, you cannot have too many 2018 Hunter reds in your cellar.

Tyrrell’s has a number of reds that are of the highest caliber – Vat 9, Old Patch, and Old Hillside among them – but this is the wine that always captures my imagination. It is not made very often – 2007, 2011, and 2014 were three early offerings – but when it is, and you find it, do not hesitate. The 2018 has been followed by 2019, another stellar year.

Tyrrell’s tasting notes

4 Acres Shiraz 2018 (AUD$165) – There is usually a small percentage of whole bunches included in this wine, which sees natural fermentation, before spending 14 months in a single, large, older oak cask (2,400 liters).

Tyrrell’s 4 Acres Shiraz 2019

A glorious nose. Mulberries, lingonberries, dark fruits, plums, spices, tobacco leaves. A wine with immaculate balance, a soft and supple texture and the silkiest of tannins. Ethereal. There is both depth of flavor and serious complexity here. Great length. A wine of poise and grace and one that will undoubtedly give many years of pleasure. 98.

Brokenwood history

Brokenwood was established in 1970 by three wine-obsessed Sydney solicitors (lawyers for those from different regimes) – James Halliday, Tony Albert, and John Beeston. Both Beeston and especially Halliday went on to write extensively about wine. They paid $970/acre for a ten-acre block, a record at the time. One of Australia’s first boutique wineries, the first vintage was 1973, and despite claims from the trio not to have any idea of viticulture it was soon a raging success.

Brokenwood Graveyard vineyard

Wanting to expand the white range, in 1982 they employed a young up and comer, Iain Riggs, as winemaker, CEO, bottlewasher, and everything else. Riggsy, as he is known, retired a year or so ago (although one suspects that he won’t be found too far from his beloved winery), having influenced the Australian wine industry in more ways than we will probably ever know.

There is hardly an honor he has not won (earned might be a better word), including the Women in Wine Award – I still have no idea how he managed that – and he is a recipient of the Order of Australia.

He has mentored an extraordinary number of young winemakers, who can now be found all through Australia and New Zealand as well as further offshore. He also leaves a legacy of wonderful wines, not least the Graveyard, a single vineyard Shiraz first made in 1983, although it was not named that for the first release. Graveyard would not appear on a label until the 1984 vintage.

All manner of stories, some more than likely apocryphal, have emerged from the early days.

This was a place where people worked hard (sometimes) and played even harder. Friends often came up for the weekend to assist, and on one occasion local legend Len Evans was seen delivering grapes from the vineyard to the winery in his Bentley.

Len Evans judging wine at the Royal Wine Show in Sydney in 1994 (photo courtesy Fairfax Media/Getty Images)

While most worked hard when they had to, partner Tony Albert was not known for his affinity with manual labor, hailing from one of Sydney’s more affluent families. It is alleged that on one occasion it was his turn to man the cellar door for the weekend. He grabbed hold of newly arrived Iain Riggs and asked what the cellar door usually took over a weekend. In those days, as Riggsy advised him, it was around the not inconsiderable sum of $2,000. Albert immediately pulled out his checkbook, signed a check for that amount, shut the doors, and took off, not to be seen again that weekend.

A lot of fun was had as well. One story sees a young, not-to-be-named Romeo who arrived for a weekend in the early days of Brokenwood with his very attractive Juliet, horrified to discover that the sleeping quarters were what you might call communal.

Not to be deterred after the lights went out, every half hour, like clockwork, there was much huffing and puffing from his corner. This continued long into the night and finally the rest of the party was so impressed that it could restrain itself no longer and switched on the lights to share in our Lothario’s epic performance only to find him re-inflating his airbed, which had sprung a leak and emptied itself every 30 minutes.

It seems Juliet had found Romeo a little tiresome and headed for Sydney many hours earlier.

Why Graveyard? The site was originally intended to act as the local cemetery for Pokolbin. I doubt anyone would argue that it found a much higher purpose as a vineyard of the highest caliber.

It is a 15-hectare vineyard with numerous blocks designated within: Pa’s, 7 Acre, Bush, Duck’s, Road, Middle, End, Kat’s and Dog’s, State of Origin, Vegas, and Trees. I’m always surprised that they named part of it “State of Origin.”

State of Origin is the name of the annual rugby league battle between the state of New South Wales (where the Hunter is located) and Queensland to the north – the sporting highlight of the year for many. Despite having a fraction of players from which to choose and suffering underdog status every year, time after time the Queenslanders give their southern compatriots a walloping. Quite why New South Wales would wish to remind itself of that, I’m not sure.

Regular readers will be aware of my view of the great 1965 twin bis from Lindeman’s, two monumental Shiraz. I’ve long believed that the only Hunter red I have tasted since then that might challenge them is the 1986 Brokenwood Graveyard. A true superstar.

With the 2018 Graveyard, we might just have found another 2019 will be released in May 2021. Only a whisker short of the ’18, I fear it might forever live in its shadow. That said, grab as much of either as you can find. Another incentive? There will be no 2020 Graveyard.

Brokenwood tasting notes

Brokenwood Graveyard 2018 (AUD$350) – The wine sees a three-day cold soak and then four to five days’ fermenting at 24-26°C. 100 percent French oak, none of it new.

Brokenwood Graveyard Vineyard Shiraz

Monumental. A wonderful wine. Will not be easy to find but at this price a real bargain compared to what one has to pay for the great First Growths and Grand Cru Burgundies these days. Young, obviously. Ripe and plush, with 2018’s trademark finesse and tannin management.

Chocolate, dark berries, warm earth, and more – the flavors just keep coming. Complex, balanced, good grip. It needs at least a decade but is so gorgeous now, how does one resist? Focused, with great length and the intensity maintained throughout, beautiful tannins, knife-edge balance. A stunning wine. One of the great Graveyards. 99.

Stuart Hordern, Brokenwood Graveyard winemaker

Brokenwood Graveyard 2019 (AUD$350) – Few wines have had a harder act to follow than this one on the heels of the stupendous 2018, but has given it a red-hot go. Tight and youthful with firm tannins. Flavors of chocolate, plums, dry herbs, black fruits, fresh leather. It doesn’t quite have the almost-unique combination of exuberance and finesse the 2018 exhibits, but it has other charms. It would be fair to suggest that this is more typically Graveyard in character than the ’18. Complexity and length and a cracking future. Backed by juicy acidity. 98.


Second-Hand Sword & Sorcery: Avalon’s Barbarians

Reprints of 1970s material in the 1990s gave us second-hand Sword & Sorcery. Avalon Communications, a Canadian company, published two issues of Barbarians in 1998. This comic scavenged its contents from Charlton and Warren, even its covers were not new. The first issue bore a Tony deZuniga image swiped from a Frazetta painting and the second had some repurposed Tom Sutton art from The Many Ghosts of Dr. Graves #60 (December 1976). The interest in cheap S&S comics may have been spurred by the popularity of Sam Raimi’s Hercules, The Legendary Journeys y Xena, Warrior Princess. ACG also reprinted Sam Glanzman’s Hércules comics from Charlton that year.

Art by Tom Sutton

Issue One

Art by Tony deZuniga Art by Al Milgrom

Art by Jeff Jones

“The Guardian Spiders” was written by an unknown author but had art by Jeff Jones. It appeared in The Charlton Bullseye #1 (January-February 1975). Damara of Arcadia and her barbarian beau, Balor, go to a cave where emeralds have been hidden. They are protected by giant spiders. Balor uses the stones as a prism to ward off the arachnids.

Art by Pat Boyette

“The Great Battles of History: Shiraz” was Mike Kaluta’s earliest comic art. It appeared in Flash Gordon #18 (January 1970). The comic was written by Raymond Marais. Five short pages tells of the battle between Tamerlane and Shah Mansur in 1393.

Art by Wayne Howard

Art by Joe Staton Art by Dan Adkins, Val Mayrik and Joe Sinnott

“Who” was written by Nick Cuti and drawn by Joe Staton. It appeared in Midnight Tales #5 (September 1973). This comic was a parody of S&S with Keen the Barbarian who cries over his broken sword. The comic had a fairly obvious swipe from Marvel’s “Spell of the Dragon”, an original Brak the Barbarian story done in comics.

Art by Wayne Howard

The next two comic both appeared in Midnight Tales #16 (January 1976).

“Oberyll” was written and drawn by Wayne Howard. Harpies from a volcano are taking people from the village. Oberyll is chosen to deal with the threat. He learns that the volcano is going to explode, but when he returns the villagers stone him before he can warn them.

“Ambia!” was written and drawn by Wayne Howard. Zagga and his goblin horde threaten Queen Ambia’s pleasant kingdom. The queen herself must deal with the troublesome troll.

Issue Two

Art by Tom Sutton Art by Wayne Howard

The next three comics all came from Midnight Tales #11 (February 1975). This single issue of Midnight Tales was a Sword & Sorcery-filled comic-fest.

Art by Don Newton

“Orion” was written by Nick Cuti and drawn by Don Newton. The gamekeeper Orion goes hunting but he doesn’t realize he is about to fall prey to a vengeful goddess.

Art by Wayne Howard

“The Oracle” was written and drawn by Wayne Howard. Leah has the gift of prophecy. When Menelaus falls for her, she denies him. She thinks he is committing suicide but he is just cliff diving. They end up together and leah can see they will be happy.

Art by Joe Staton

“Jason” was written by Nick Cuti and drawn by Joe Staton. Jason does battle with a giant with a thousand eyes. At the end, he meets the the progeny of the titan. He hopes Homer never writes about this adventure.

Art by Sanjulian

Art by Wally Wood Art by Sam Glanzman

“To Kill a God” was written and drawn by Wally Wood. It appeared in Vampirella #12 (July 1971). Wally has Marcus Anthony and Cleopatra meet and fall in love. Marcus attacks the god Anubis, resulting in werewolves attacking them. Having been bitten, they move to what will become Transylvania. Cleopatra runs around topless through the whole thing.

I can remember when I saw these comics back in the day, being disappointed they were reprints. That reaction may not have been universal. Newer Sword & Sorcery fans may have missed these comics. Younger purchasers might not even have known that there were non-Marvel/Conan works out there. It was a good introduction to the S&S that appeared in Charlton Comics, and who can complain about Wally Wood?

That last piece seems oddly out of place in that it is the earliest and from a Warren magazine. But it is also quite appropriate because Wayne Howard is so clearly a Wood clone. It does suggest what later issues might have contained if ACG had continued the title. More Warren stuff, perhaps even some DC?


Quddus

Quddus was the eighteenth and last Letter of the Living and his birth name was Mulla Muhammad ‘Ali-i-Barfurushi. He was born in 1820 and martyred on the 16th of May, 1849. He is one of the three best known Letters of the Living. He was picked by the Bab to go with him on pilgrimage to Mecca and Medina. He was the cousin of Mulla Husayn (the first Letter of the Living.) He attended the Conference of Badasht and had joined the Babis in the Battle of Fort Shaykh Tabarsi. He was handed over to an angry mob and in regards to this event Nabil said: “By the testimony of Baha’u’llah, that heroic youth, who was still on the threshold of his life, was subjected to such tortures and suffered such a death as even Jesus had not faced in the hour of His greatest agony.”


Ver el vídeo: Historia: La Batalla de San Lorenzo - Canal Encuentro.


Comentarios:

  1. Kazira

    Creo que no tienes razón. Escríbeme por MP.

  2. Chimera

    Es notable, es una pieza muy valiosa

  3. Kerr

    Creo que ella engañó.

  4. Roderigo

    Considero que el tema es bastante interesante. Sugiero a todos que participen más activamente en la discusión.

  5. Samujinn

    un mensaje encantador



Escribe un mensaje