Libros sobre el Imperio Romano

Libros sobre el Imperio Romano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Navega por nuestrolibros recomendados

imperio Romano
Obras Generales
El ejercito romano
Enemigos de Roma
Biografía
Guerras Romanas
Batallas
Cuentas contemporáneas
Revista de Historia Antigua

Libros - Imperio Romano

Obras Generales


Enemigos de Roma

Biografía

El ejercito romano

Armas y armaduras del soldado imperial romano, de Mario a Cómodo, 112 a. C.-192 d. C. Raffaele d'Amato y Graham Sumner. Una mirada muy impresionante, enormemente detallada, bien organizada y ampliamente ilustrada del equipo del Soldado Romano de la última República y principios del Imperio, que cubre las armas, armaduras, telas y símbolos de la infantería romana, la caballería, las fuerzas navales y auxiliares. [leer reseña completa]

Guerras romanas

Conquistas romanas: Italia, Ross Cowan. Una mirada a la conquista romana de la península italiana, la serie de guerras que vieron a Roma transformarse de una pequeña ciudad estado en el centro de Italia en una potencia que estaba a punto de conquistar el antiguo mundo mediterráneo. La falta de fuentes contemporáneas hace que sea un período difícil de escribir, pero Cowan ha producido una narrativa convincente sin ignorar parte de la complejidad.

[leer reseña completa]

Batallas

Cuentas contemporáneas


Revista de Historia Antigua

Ancient Warfare Volumen III Número 5. La némesis imperial: Roma contra Partia. Un interesante conjunto de artículos que analizan el enfrentamiento entre Roma y sus vecinos orientales en el Imperio parto, incluidos artículos sobre la guerra parta de Trajano, la diplomacia armada iniciada por Augusto y el famoso arco parto. Variety viene con un artículo sobre el general ateniense Myronides y una mirada al Breviarum of Festus. [ver más]

Ancient Warfare VIII Edición 5: Rebelión contra el Imperio: Las guerras judeo-romanas. Se centra en las tres principales revueltas judías de 66-135 d.C., en las que los romanos lucharon con éxito para superar la resistencia judía decidida, y cada una de las cuales resultó en peores dificultades para los judíos dentro del Imperio Romano. La mayoría de los artículos analizan la primera revuelta, pero hay una sobre la segunda y la tercera, así como una mirada al posible uso de perros en la guerra griega y a la conquista de Alejandro Magno de las satrapías costeras persas [ver más]

Ancient Warfare Vol X, Issue 3: Rome versus Poisonous Pontus - The Mitridatic Wars, 88-63 AC Longs at the three wars between Rome and Mitridates VI of Pontus, extendidas a lo largo de tres décadas cruciales que vieron el comienzo del fin de los antiguos Republica Romana. Incluye artículos sobre la estrategia romana en Asia Menor, la visión griega de las guerras, los ejércitos de Mitrídates, su aliado Tigranes II y el comandante romano Lúculo. Aparte del tema, hay una mirada al poder marítimo egipcio y la naturaleza de la guerra de asedio griega [ver más]

Ancient Warfare Vol XI, Número 2: En la Cúspide del Imperio - Los romanos unifican Italia Se centra en el período en el que Roma derrotó a sus últimos enemigos en la Italia peninsular, la primera etapa en el camino hacia el Imperio. Un enfoque interesante sobre los griegos del sur de Italia, los últimos grandes enemigos de Roma, y ​​una mirada fascinante a dos frescos recién descubiertos recuperados de los ladrones de tumbas por la policía italiana que nos brindan imágenes de algunos de los enemigos de Roma en este período. [ver más]

Medieval Warfare Vol VIII, Issue 5: Early Arab Assaults on Byzantium Se centra en los primeros ataques árabes a la ciudad de Constantinopla y los ejércitos bizantinos que los derrotaron, incluido un argumento convincente de que el primer asedio árabe, de 674-8, probablemente no sucedió. No sucede en esa forma tan bien como una mirada al asedio de 717-8 que mucho sucedió. Incluye un relato fascinante de los contactos entre los españoles en Filipinas y los exiliados japoneses, incluso como enemigos y mercenarios tan admirados [ver más]

Ancient Warfare Vol XI, Número 3 Roman contra Roman, César y Pompey en los Balcanes Se centra en la campaña clave en la caída de la República Romana, donde un César superado en número regresó de una derrota temprana para vencer a Pompeyo y a los principales defensores de la República , eliminando la principal oposición a su gobierno personal. También analiza las fuentes de la caballería legionaria, el difícil arte de la emboscada y la presencia de la catafracta en el noroeste de Europa [ver más]

Ancient Warfare Vol VII, Número 2: Lucha por el control: Guerras en la antigua Sicilia. Se centra en la serie de guerras entre griegos, cartagineses, romanos y sicilianos nativos que convirtieron a Sicilia en un campo de batalla en los siglos anteriores a la eventual conquista romana, con buena cobertura de las guerras entre los colonos griegos y púnicos y los tiranos que gobernaron durante tanto tiempo. . También analiza las marcas de propiedad romanas, los intentos de evitar el servicio en las Legiones y la victoria de Alejandro en el Granicus. [leer reseña completa]

Ancient Warfare Volume III Issue 1 Esta es la primera revista que hemos revisado y contiene una amplia selección de artículos que analizan el papel del mercenario en la guerra antigua, desde los arqueros nubios de los faraones hasta los auxiliares germánicos de la más tarde Imperio Romano. Estos son artículos bien escritos dirigidos al lector general educado con interés en el tema, con un enfoque en los antiguos mundos griego y romano. [ver más]

Ancient Warfare Volume III Issue 3. Esta edición se centra en el guerrero heroico individual, tanto en la realidad como en Homero. Hay una buena mezcla de artículos, que analizan la obra de Homero, su influencia en Felipe II y Alejandro Magno, el escudo de Aquiles, la armadura aquea, premios a la valentía en el ejército romano, el berserker y dos fuentes interesantes pero poco conocidas. Esta es una buena combinación de interesantes artículos bien escritos. [ver más]

Número especial de Ancient Warfare 2010: Núcleo de la Legión - El Imperio Romano centuria. Especial de Guerra Antigua 2010 - Núcleo de la Legión, El Imperio Romano centuria. Número especial sobre principios del siglo Imperial, la subunidad más conocida de la Legión Romana. Los artículos analizan la organización, el equipo y el papel del campo de batalla del siglo y las carreras de sus centuriones, así como una mirada fascinante a los fragmentarios documentos administrativos que han sobrevivido. [ver más]

Ancient Warfare Volumen III Número 6. Carnyx, cornu y signa: Comunicaciones del campo de batalla. Con su enfoque principal en las señales y estándares militares, este número de la revista Ancient Warfare analiza la evolución del estándar de batalla desde la época persa hasta la romana, y los diversos métodos utilizados para emitir comandos en el antiguo campo de batalla, incluidos los instrumentos musicales. También incluye un vistazo a las tácticas de batalla romanas tardías y la batalla de Cunaxa. [ver más]


La caída del Imperio Romano: una nueva historia

En el 378 d.C., el Imperio Romano había sido la superpotencia sin rival de Europa durante más de cuatrocientos años. Y, sin embargo, agosto de ese año vio a un pequeño grupo de solicitantes de asilo de habla alemana derrotar a un vasto ejército imperial en Hadrianópolis, matando al Emperador y estableciéndose en territorio romano. Al cabo de cien años, el último Emperador del Imperio Occidental había sido depuesto. ¿Qué había salido mal?

En este libro pionero, Peter Heather propone una nueva y sorprendente solución a uno de los mayores misterios de la historia. Mezclando un análisis autoritario con una narrativa apasionante, aporta una nueva visión del panorama del fin del imperio, desde el esplendor de la corte imperial hasta los goteantes bosques de "Barbaricum". Examina la extraordinaria historia de éxito que fue el Imperio Romano y utiliza una nueva comprensión de su fuerza continua y sus limitaciones duraderas para mostrar cómo los bárbaros de Europa, transformados por siglos de contacto con Roma, finalmente la separaron.

'una narrativa colorida y fascinante. . .un relato lleno de agudo ingenio y un contagioso gusto por la época ". Independiente el domingo

"Proporciona al lector drama y colores espeluznantes, así como análisis. . . triunfa ". tiempo de domingo

"Una historia fascinante, llena de altibajos y personajes memorables" Espectador

"Rebosante de acción. . .uno puede recomendar a cualquier persona, ya sea especialista o aficionado interesado ". Historia hoy

'una rara combinación de erudición y talento para la narrativa' Tom Holland


1 The Twelve Caesars de Suetonius y traducido por Robert Graves.

Cuando adapta textos latinos para que los utilice la BBC, ¿cómo puede hacer que cobren vida para la audiencia actual?

Lo que pasa con la adaptación de los textos es que el marco está ahí para ti. Esencialmente, todo lo que está haciendo es un trabajo de corte glorificado. Pero hay que cortarlo de tal manera que conserve tanto la estructura de la narrativa como los episodios que contiene que le darán al oyente, que puede no estar familiarizado con el texto, una idea de la razón por la que es tan poderoso y la razón por la cual ha tenido el impacto no solo a lo largo de los siglos sino también a lo largo de los milenios. Obviamente, es más difícil adaptar un texto clásico que, digamos, una novela del siglo XIX, simplemente porque estamos más alejados del mundo romano.

Con todos los trastornos del mundo, ¿cree que hay cosas que todavía podemos aprender de la época romana?

Creo que la calidad de la gran literatura es que contiene verdades atemporales. Es como un caleidoscopio: nuestra comprensión del texto cambiará de acuerdo con la forma en que nosotros mismos cambiemos. En términos de las lecciones que se pueden extraer de la historia romana, por supuesto, siempre se mantendrá un espejo hasta el presente, por la sencilla razón de que lo que es distintivo de la civilización occidental, particularmente en comparación con otras grandes civilizaciones como China o India o incluso Medio Oriente, es que en Occidente hemos tenido dos grietas. Tuvimos el primero comenzando en BC y duró hasta el colapso del Imperio Romano y luego el segundo, construyendo sobre las ruinas dejadas por la civilización clásica, continuando hasta el presente. Y a lo largo de nuestros intentos de construir una civilización siempre nos vemos eclipsados ​​por el intento anterior, por lo que encontraremos en la historia romana lo que supongo que encontramos en la ciencia ficción: que hay puntos de semejanza aumentados y extraños por la forma en que también son completamente diferentes.


El Imperio Romano: economía, sociedad y cultura

Durante el primer período estable del Principado (aproximadamente del 27 a. C. al 235 d. C.), cuando el imperio alcanzó su máxima extensión, la sociedad y la cultura romanas se transformaron radicalmente. Pero, ¿cómo se controlaba el vasto territorio del imperio? ¿Las demandas del gobierno central estimularon el crecimiento económico o pusieron en peligro la supervivencia? ¿Qué fuerzas de cohesión operaron para equilibrar las desigualdades sociales y económicas y las altas tasas de mortalidad? ¿Por qué los gobiernos romanos congelaron la religión oficial al tiempo que permitían la difusión de cultos extraños, especialmente orientales? ¿Veremos en su actitud hacia el cristianismo una política de tolerancia, o simplemente confusión y falta de valor?

Estas son algunas de las muchas preguntas que se plantean en este libro, que ofrece el primer relato general de la sociedad, la economía y la cultura del Imperio Romano. Dirigida tanto a lectores no especializados como a académicos, rompe con la preocupación del historiador tradicional por la narrativa y la política. Como estudio integrado de la vida y la perspectiva de los habitantes ordinarios del mundo romano, profundiza nuestra comprensión de los factores subyacentes en este importante período formativo de la historia mundial.


Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano

Con un período de casi 1500 años, esta obra monumental de la historia sigue la órbita de uno de los imperios más grandes de todos los tiempos. La magnitud y el alcance de la narrativa son impresionantes en su ambicioso alcance y dan vida al colapso de una magnífica estructura militar, política y administrativa.

Avanzando a paso rápido, los catorce volúmenes originales describen emperadores libertinos, prácticas corruptas, usurpadores y asesinos, batallas sangrientas, saqueos y saqueos, hordas bárbaras, eventos tumultuosos como las Cruzadas e invasores como Genghis Khan y muchos más. Posteriormente, varios editores lo condensaron para ponerlo a disposición de más lectores. Gran parte de ella parece una batalla épica moderna o una película de terror sangrienta con pasajes interminables que representan luchas de poder, caminos empapados de sangre hacia el trono, asesinatos despiadados de mujeres y niños inocentes y la desaparición final de un poderoso imperio.

La decadencia y caída del Imperio Romano fue escrito por un historiador inglés que se inspiró para escribirlo cuando emprendió el Grand Tour y visitó Roma cuando era joven en 1762. El libro finalmente tardó más de 20 años en completarse y fue recibido con tanto ramos como ladrillos. La Iglesia lo prohibió varias veces ya que se consideró que tenía pasajes blasfemos sobre la Iglesia. Gibbon fue atacado por muchos cristianos devotos como un "paganista".

Estableciendo el punto de partida con el emperador Augusto en el 27 a. C., Gibbon persigue implacablemente a los romanos hasta su derrota final en Constantinopla en el siglo XV d. C. con el ascenso de los otomanos turcos. Extendiéndose por el norte de África, Europa y Medio Oriente, así como algunas partes de la actual Asia, el Imperio Romano fue una tremenda empresa humana. Sucesivamente agregado por emperador tras emperador, finalmente se desintegró y dejó de ser el "imperio sin fin".

Gibbon inicialmente planeó escribir una historia de la ciudad de Roma, pero se encontró tan inmerso en el tema que gradualmente se convirtió en una obra sobre el imperio mismo. Proporciona teorías interesantes sobre el colapso del Imperio. El surgimiento del cristianismo, el Islam y los ataques de varias hordas salvajes y brutales contribuyeron a la caída de este poderoso Coloso.


La historia romana: el reinado de Augusto (clásicos)

Autor: Cassius Dio
Introducción de: John Carter
Traductor: Ian Scott-Kilvert
Editorial: Penguin Classics
ISBN: 0140444483

Augusto César fue el primer emperador romano. Fue Julio César quien lo nombró su sucesor y le dio legitimidad pero tuvo que luchar por su puesto. Su reinado fue un período estable internamente, pero vio las desastrosas pérdidas de tres legiones romanas en el bosque de Teutenburg en el 9AD.

El autor Cassius Dio es uno de los historiadores romanos más eminentes y esta obra proporciona el relato más completo de su reinado. Si desea el material original y una buena lectura, no se arrepentirá de haber comprado este libro.


Contenido

Gibbon ofrece una explicación de la caída del Imperio Romano, una tarea que se dificulta por la falta de fuentes escritas completas, aunque no fue el único historiador que lo intentó. [C]

Según Gibbon, el Imperio Romano sucumbió a las invasiones bárbaras en gran parte debido a la pérdida gradual de la virtud cívica entre sus ciudadanos. [8]

Inició una controversia en curso sobre el papel del cristianismo, pero dio gran peso a otras causas del declive interno y a los ataques desde fuera del Imperio.

La historia de su ruina es simple y obvia y, en lugar de preguntarnos por qué fue destruido el imperio romano, deberíamos sorprendernos de que haya subsistido durante tanto tiempo. Las legiones victoriosas, que en guerras lejanas adquirieron los vicios de extraños y mercenarios, primero oprimieron la libertad de la república y luego violaron la majestad de la púrpura. Los emperadores, ansiosos por su seguridad personal y la paz pública, se vieron reducidos al básico expediente de corromper la disciplina que los hacía igualmente formidables para su soberano y para el enemigo, el vigor del gobierno militar fue relajado y finalmente disuelto por el gobierno. Las instituciones parciales de Constantino y el mundo romano se vieron abrumadas por un diluvio de bárbaros.

Al igual que otros pensadores de la Ilustración y ciudadanos británicos de la época inmersos en el anticatolicismo institucional, Gibbon despreciaba a la Edad Media como una Edad Oscura supersticiosa y dominada por sacerdotes. No fue hasta su propia era, la "Edad de la Razón", con su énfasis en el pensamiento racional, se creía, que la historia humana podría reanudar su progreso. [9]

El tono de Gibbon era distante, desapasionado y, sin embargo, crítico. Puede caer en la moralización y el aforismo: [10]

Mientras la humanidad continúe otorgando un aplauso más generoso a sus destructores que a sus benefactores, la sed de gloria militar será siempre el vicio de los personajes más exaltados.

La influencia del clero, en una época de superstición, podría emplearse de manera útil para hacer valer los derechos de la humanidad, pero la conexión entre el trono y el altar es tan íntima que rara vez se ha visto el estandarte de la iglesia en el costado de la iglesia. la gente.

[Historia [. ] es, de hecho, poco más que el registro de los crímenes, locuras y desgracias de la humanidad.

Si contrastamos el rápido progreso de este travieso descubrimiento [de la pólvora] con los lentos y laboriosos avances de la razón, la ciencia y las artes de la paz, un filósofo, según su temperamento, se reirá o llorará de la locura de la humanidad.

Citas y notas al pie Editar

Gibbon proporciona al lector un vistazo de su proceso de pensamiento con notas extensas a lo largo del cuerpo del texto, un precursor del uso moderno de notas al pie. Las notas a pie de página de Gibbon son famosas por su estilo idiosincrásico y, a menudo, humorístico, y se las ha llamado "la charla de mesa de Gibbon". [11] Proporcionan un entretenido comentario moral sobre la antigua Roma y la Gran Bretaña del siglo XVIII. Esta técnica permitió a Gibbon comparar la antigua Roma con su propio mundo contemporáneo. El trabajo de Gibbon aboga por una visión racionalista y progresista de la historia.

Las citas de Gibbon brindan detalles en profundidad sobre el uso de fuentes para su trabajo, que incluían documentos que se remontan a la antigua Roma. El detalle dentro de sus apartes y su cuidado al señalar la importancia de cada documento es un precursor de la metodología histórica moderna de notas al pie.

El trabajo es notable por sus notas e investigaciones erráticas pero exhaustivamente documentadas. John Bury, siguiéndolo 113 años después con su propio Historia del Imperio Romano Posterior, elogió la profundidad y precisión del trabajo de Gibbon. Inusualmente para los historiadores del siglo XVIII, Gibbon no se contentaba con relatos de segunda mano cuando las fuentes primarias eran accesibles. "Siempre me he esforzado", escribió Gibbon, "para extraer de la fuente que mi curiosidad, así como el sentido del deber, siempre me ha impulsado a estudiar los originales y que, si en ocasiones han eludido mi búsqueda, han marcado cuidadosamente la evidencia secundaria, de cuya fe se redujo a depender un pasaje o un hecho ". [12] El Decadencia y caída es un monumento literario y un gran paso adelante en el método histórico. [D]

Se publicaron numerosos tratados criticando su trabajo. En respuesta, Gibbon defendió su trabajo con la publicación de 1779 de Una reivindicación. de la decadencia y caída del Imperio Romano. [14] Sus comentarios sobre el cristianismo suscitaron ataques particularmente vigorosos, pero a mediados del siglo XX, al menos un autor [ aclaración necesaria ] afirmó que "los historiadores de la iglesia permiten la sustancial justicia de las principales posiciones [de Gibbon]". [15]

Mala interpretación de Bizancio Editar

Algunos historiadores como John Julius Norwich, a pesar de su admiración por su avance de la metodología histórica, consideran erróneas las opiniones hostiles de Gibbon sobre el Imperio Bizantino y lo culpan un poco por la falta de interés mostrado en el tema a lo largo del siglo XIX y principios del XX. [16] Este punto de vista bien podría ser admitido por el propio Gibbon: "Pero no es mi intención explayarme con la misma minuciosidad sobre toda la serie de la historia bizantina". [17] Sin embargo, el historiador ruso George Ostrogorsky escribe, "Gibbon y Lebeau fueron historiadores genuinos - y Gibbon uno muy grande - y sus obras, a pesar de la insuficiencia de hechos, ocupan un lugar destacado en la presentación de su material". [18]

Crítica del Corán y Mahoma Editar

Los comentarios de Gibbon sobre el Corán y Mahoma reflejaron sus puntos de vista antiislámicos. En el capítulo 33 describió el relato generalizado de los Siete Durmientes, [19] y comentó: "Este relato popular, que Mahoma podría aprender cuando conducía sus camellos a las ferias de Siria, se introduce, como una revelación divina, en el Corán. " Su presentación de la vida de Mahoma reflejó nuevamente sus puntos de vista antiislámicos: "en su conducta privada, Mahoma complació los apetitos de un hombre y abusó de las afirmaciones de un profeta. Una revelación especial lo dispensó de las leyes que había impuesto a su nación". : el sexo femenino, sin reservas, fue abandonado a sus deseos y esta singular prerrogativa excitó la envidia, más que el escándalo, la veneración, más que la envidia, de los devotos musulmanes ". [20]

Opiniones sobre los judíos y acusación de antisemitismo Editar

Gibbon ha sido acusado de antisemitismo. [21] Ha descrito a los judíos como "una raza de fanáticos, cuya superstición horrible y crédula parecía convertirlos en enemigos implacables no sólo del gobierno romano, sino también de la humanidad". [22]

Número de mártires cristianos Editar

Gibbon desafió la historia de la Iglesia al estimar un número mucho menor de mártires cristianos de lo que se había aceptado tradicionalmente. La versión de la Iglesia de su historia temprana rara vez había sido cuestionada antes. Gibbon, sin embargo, sabía que los escritos de la Iglesia moderna eran fuentes secundarias y los rechazó en favor de las fuentes primarias.

El cristianismo como contribuyente a la caída y a la estabilidad: capítulos XV, XVI Editar

El historiador S. P. Foster dice que Gibbon:

culpó a las preocupaciones sobrenaturales del cristianismo por el declive del imperio romano, acumuló desprecio y abuso contra la iglesia y se burló de la totalidad del monaquismo como una empresa lúgubre y plagada de supersticiones. los Decadencia y caída compara el cristianismo con desprecio tanto con las religiones paganas de Roma como con la religión del Islam. [23]

El volumen I se publicó originalmente en secciones, como era común para las obras grandes en ese momento. Los dos primeros fueron bien recibidos y ampliamente elogiados. El último cuarto del Volumen I, especialmente los Capítulos XV y XVI, fue muy controvertido, y Gibbon fue atacado como un "paganista". Gibbon pensó que el cristianismo había acelerado la Caída, pero también mejoró los resultados:

Como la felicidad de una vida futura es el gran objeto de la religión, podemos escuchar sin sorpresa ni escándalo que la introducción, o al menos el abuso del cristianismo, tuvo alguna influencia en la decadencia y caída del imperio romano. El clero predicó con éxito las doctrinas de la paciencia y la pusilanimidad, se desalentaron las virtudes activas de la sociedad y se enterraron en el claustro los últimos vestigios de espíritu militar: una gran parte de la riqueza pública y privada se consagró a las engañosas exigencias de la caridad y la devoción y la la paga de los soldados se prodigó a las inútiles multitudes de ambos sexos que sólo podían alegar los méritos de la abstinencia y la castidad. La fe, el celo, la curiosidad y las pasiones más terrenales de malicia y ambición, encendieron la llama de la discordia teológica, la iglesia, e incluso el estado, fueron distraídos por facciones religiosas, cuyos conflictos fueron a veces sangrientos y siempre implacables se desvió la atención de los emperadores. desde los campamentos hasta los sínodos, el mundo romano fue oprimido por una nueva especie de tiranía y las sectas perseguidas se convirtieron en enemigos secretos de su país. Sin embargo, el espíritu de partido, por pernicioso o absurdo que sea, es un principio tanto de unión como de disensión. Los obispos, desde mil ochocientos púlpitos, inculcaron el deber de la obediencia pasiva a un soberano legítimo y ortodoxo, sus frecuentes asambleas y correspondencia perpetua mantuvieron la comunión de iglesias lejanas y el temperamento benévolo del Evangelio fue fortalecido, aunque confirmado, por la alianza espiritual de los católicos. La sagrada indolencia de los monjes fue abrazado devotamente por una época servil y afeminada, pero si la superstición no hubiera proporcionado un retiro digno, los mismos vicios habrían tentado a los indignos romanos a desertar, por motivos más bajos, el estandarte de la república. Se obedecen fácilmente los preceptos religiosos que complacen y santifican las inclinaciones naturales de sus devotos, pero la influencia pura y genuina del cristianismo puede rastrearse en sus efectos beneficiosos, aunque imperfectos, sobre los prosélitos bárbaros del norte. Si la decadencia del imperio romano fue acelerada por la conversión de Constantino, su religión victoriosa rompió la violencia de la caída y apaciguó el temperamento feroz de los conquistadores (cap. 38). [24]

Se consideró que Voltaire había influido en la afirmación de Gibbon de que el cristianismo contribuyó a la caída del Imperio Romano. Como lo expresó un comentarista procristiano en 1840:

A medida que avanza el cristianismo, los desastres caen sobre el imperio [romano] - las artes, la ciencia, la literatura, la decadencia - la barbarie y todos sus repugnantes concomitantes se hacen parecer las consecuencias de su triunfo decisivo - y el lector desprevenido es conducido, con destreza incomparable, a la conclusión deseada: el abominable maniqueísmo de Cándido, y, de hecho, de todas las producciones de la escuela histórica de Voltaire, a saber, "que en lugar de ser una visitación misericordiosa, mejoradora y benigna, la religión de los cristianos más bien parecería ser un flagelo enviado al hombre por el autor de todo mal ". [25]

Paganismo tolerante Editar

Los diversos modos de culto que prevalecían en el mundo romano fueron considerados por el pueblo como igualmente verdaderos por los filósofos como igualmente falsos y por el magistrado como igualmente útiles.

Ha sido criticado por su interpretación del paganismo como tolerante y el cristianismo como intolerante. En un artículo que apareció en 1996 en la revista Pasado y presente, H. A. Drake desafía la comprensión de la persecución religiosa en la antigua Roma, que él considera como el "esquema conceptual" que fue utilizado por los historiadores para tratar el tema durante los últimos 200 años, y cuyo representante más eminente es Gibbon. Contadores de Drake:

Con tan hábiles trazos, Gibbon entra en una conspiración con sus lectores: a diferencia de las masas crédulas, él y nosotros somos cosmopolitas que conocemos los usos de la religión como instrumento de control social. Al hacerlo, Gibbon evita un problema grave: durante tres siglos antes de Constantino, los paganos tolerantes que pueblan la Decadencia y la Caída fueron los autores de varias persecuciones importantes, en las que los cristianos fueron las víctimas. . Gibbon cubrió este bochorno vergonzoso en su argumento con una elegante objeción. En lugar de negar lo obvio, ocultó hábilmente la cuestión transformando a sus magistrados romanos en modelos de gobernantes de la Ilustración: perseguidores reacios, demasiado sofisticados para ser ellos mismos fanáticos religiosos.

El plan inicial de Gibbon era escribir una historia "del declive y caída del ciudad de Roma", y solo más tarde amplió su alcance a todo el Imperio Romano:

Si yo proceso esto Historia, No olvidaré el declive y la caída del ciudad de Roma, un objeto interesante, al que originalmente se limitaba mi plan. [26]

Aunque publicó otros libros, Gibbon dedicó gran parte de su vida a esta obra (1772-1789). Su autobiografía Memorias de mi vida y escritos está dedicado en gran parte a sus reflexiones sobre cómo el libro virtualmente se convirtió su vida. Comparó la publicación de cada volumen subsiguiente con la de un niño recién nacido. [27]

Gibbon continuó revisando y cambiando su trabajo incluso después de la publicación. Las complejidades del problema se abordan en la introducción y los apéndices de Womersley a su edición completa.

  • Ediciones completas impresas
      , ed., siete volúmenes, siete ediciones, Londres: Methuen, 1898 a 1925, reimpreso en Nueva York: AMS Press, 1974. 0-404-02820-9. , ed., dos volúmenes, cuarta edición Nueva York: The Macmillan Company, 1914 Volumen 1 Volumen 2, ed., seis volúmenes, Nueva York: Everyman's Library, 1993–1994. El texto, incluidas las notas de Gibbon, es de Bury pero sin sus notas. 0-679-42308-7 (vols. 1-3) 0-679-43593-X (vols. 4-6).
  • David Womersley, ed., Tres volúmenes, tapa dura Londres: Allen Lane, 1994 tapa blanda Nueva York: Penguin Books, 1994, edición revisada. 2005. Incluye el índice original y el Vindicación (1779), que Gibbon escribió en respuesta a los ataques a su cáustica descripción del cristianismo. La impresión de 2005 incluye revisiones menores y una nueva cronología. 0-7139-9124-0 (3360 p.) 0-14-043393-7 (v. 1, 1232 p.) 0-14-043394-5 (v. 2, 1024 p.) 0-14-043395- 3 (v. 3, 1360 pág.)
    • David Womersley, edición abreviada, un volumen, Nueva York: Penguin Books, 2000. Incluye todas las notas a pie de página y diecisiete de los setenta y un capítulos. 0-14-043764-9 (848 págs.)
    • Hans-Friedrich Mueller, ed. Abreviada, un volumen, Nueva York: Random House, 2003. Incluye extractos de los setenta y un capítulos. Elimina notas a pie de página, estudios geográficos, detalles de formaciones de batalla, largas narrativas de campañas militares, etnografías y genealogías. Basado en la edición del Rev. H.H. [Dean] Milman de 1845 (ver también la edición de texto electrónico de Gutenberg). 0-375-75811-9, (documento comercial, 1312 p.) 0-345-47884-3 (documento de mercado masivo, 1536 p.)
    • AMN, edición abreviada, resumen de un volumen, Woodland: Historical Reprints, 2019. Elimina la mayoría de las notas al pie, agrega algunas anotaciones y omite las notas de Milman. 978-1-950330-46-1 (papel comercial grande de 8x11,5 402 páginas)

    Muchos escritores han utilizado variaciones en el título de la serie (incluido el uso de "Rise and Fall" en lugar de "Decline and Fall"), especialmente cuando se trata de una gran política que tiene características imperiales. Piers Brendon señala que el trabajo de Gibbon "se convirtió en la guía esencial para los británicos ansiosos por trazar su propia trayectoria imperial. Encontraron la clave para comprender el Imperio Británico en las ruinas de Roma". [28]

    • Playfair, William (1805). Una investigación sobre las causas permanentes de la decadencia y caída de las naciones poderosas y ricas. Diseñado para mostrar cómo se puede prolongar la prosperidad del Imperio Británico. ISBN978-1166472474.
    • Davis, Jefferson (1868). El ascenso y la caída del gobierno confederado. ISBN978-1540456045.
    • Cuppy, Will (1950). La decadencia y caída de prácticamente todo el mundo. ISBN978-0880298094.
    • Shirer, William (1960). El ascenso y la caída del Tercer Reich. ISBN978-0671728687.
    • Jacobs, Jane (1961). La muerte y la vida de las grandes ciudades estadounidenses. ISBN978-0679741954.
    • Kinks, The (1969). Arthur (o la decadencia y caída del Imperio Británico). ASINB00005O053.
    • Toland, John Willard (1970). El sol naciente: la decadencia y caída del imperio japonés 1936-1945. ISBN978-0812968583.
    • Green, Celia (1976). El declive y la caída de la ciencia. ISBN978-0900076060.
    • Balfour, Patrick (1977). Los siglos otomanos: ascenso y caída del imperio turco. ISBN978-0688030933.
    • Martin, Malaquías (1983). La decadencia y caída de la Iglesia romana. ISBN978-0553229448.
    • Eysenck, Hans (1986). Decadencia y caída del imperio freudiano. ISBN978-0765809452.
    • Kennedy, Paul (1987). El ascenso y la caída de las grandes potencias. ISBN978-0679720195.
    • Wilson, Henry (1872). Historia del ascenso y caída del poder esclavista en Estados Unidos. ISBN978-1504215428.
    • Cannadine, David (1990). La decadencia y caída de la aristocracia británica . ISBN978-0375703683.
    • James, Lawrence (1998). El ascenso y la caída del Imperio británico. ISBN978-0312169855.
    • Faulkner, Neil (2000). La decadencia y caída de la Gran Bretaña romana. ISBN978-0752414584.
    • Ferguson, Niall (2002). Empire: El ascenso y la desaparición del orden mundial británico y las lecciones para el poder global. ISBN978-0465023295.
    • Carlin, David (2003). La decadencia y caída de la Iglesia católica en Estados Unidos. ISBN978-1622821693.
    • Brendon, Piers (2007). La decadencia y caída del Imperio británico. ISBN978-0712668460.
    • Simms, Brendan (2008). Tres victorias y una derrota: el ascenso y la caída del primer Imperio Británico. ISBN978-0465013326.
    • Pourshariati, Parvaneh (2008). Decadencia y caída del Imperio Sasánida. ISBN978-1784537470.
    • Ackerman, Bruce (2010). Decadencia y caída de la república americana. ISBN978-0674725843.
    • Smith, Phillip J. (2015). El ascenso y la caída del Imperio británico: mercantilismo, diplomacia y colonias. ISBN978-1518888397 .
    • Ober, Josiah (2015). The Rise and Fall of Classical Greece. ISBN978-0691173146 .

    The title and author are also cited in Noël Coward's comedic poem "I Went to a Marvellous Party", [e] and in the poem "The Foundation of Science Fiction Success", Isaac Asimov acknowledged that his Fundación series – an epic tale of the fall and rebuilding of a galactic empire – was written "with a tiny bit of cribbin' / from the works of Edward Gibbon". [30] Feminist science fiction author Sheri S. Tepper gave one of her novels the title Gibbon's Decline and Fall.

    In 1995, an established journal of classical scholarship, Classics Ireland, published punk musician's Iggy Pop's reflections on the applicability of The Decline and Fall of the Roman Empire to the modern world in a short article, Caesar Lives, (vol. 2, 1995) in which he noted

    America is Rome. Of course, why shouldn't it be? We are all Roman children, for better or worse . I learn much about the way our society really works, because the system-origins – military, religious, political, colonial, agricultural, financial – are all there to be scrutinised in their infancy. I have gained perspective. [31]

    1. ^ sometimes shortened to Decline and Fall of the Roman Empire
    2. ^ The original volumes were published in quarto sections, a common publishing practice of the time.
    3. ^ See for example Henri Pirenne's (1862–1935) famous thesis published in the early 20th century. As for sources more recent than the ancients, Gibbon certainly drew on Montesquieu's short essay, Considerations on the Causes of the Greatness of the Romans and their Decline, and on previous work published by Bossuet (1627–1704) in his Histoire universelle à Monseigneur le dauphin (1763). see Pocock, The Enlightenments of Edward Gibbon, 1737–1764. for Bousset, pp. 65, 145 for Montesquieu, pp. 85–88, 114, 223.
    4. ^ In the early 20th century, biographer Sir Leslie Stephen summarized La historia's reputation as a work of unmatched erudition, a degree of professional esteem which remains as strong today as it was then:

    The criticisms upon his book . are nearly unanimous. In accuracy, thoroughness, lucidity, and comprehensive grasp of a vast subject, the History is unsurpassable. It is the one English history which may be regarded as definitive. . Whatever its shortcomings, the book is artistically imposing as well as historically unimpeachable as a vast panorama of a great period. [13]


    Descripción del libro

    The Roman Empire at Bay is the only one volume history of the critical years 180-395 AD, which saw the transformation of the Roman Empire from a unitary state centred on Rome, into a new polity with two capitals and a new religion—Christianity. The book integrates social and intellectual history into the narrative, looking to explore the relationship between contingent events and deeper structure. It also covers an amazingly dramatic narrative from the civil wars after the death of Commodus through the conversion of Constantine to the arrival of the Goths in the Roman Empire, setting in motion the final collapse of the western empire.

    The new edition takes account of important new scholarship in questions of Roman identity, on economy and society as well as work on the age of Constantine, which has advanced significantly in the last decade, while recent archaeological and art historical work is more fully drawn into the narrative. At its core, the central question that drives The Roman Empire at Bay remains, what did it mean to be a Roman and how did that meaning change as the empire changed? Updated for a new generation of students, this book remains a crucial tool in the study of this period.


    Obtener una copia


    The History of the Roman Empire: 27 B.C. – 180 A.D‪.‬

    The book covers the period of more than 200 years from the time of Julius Caesar until the end of Marcus Aurelius' reign. Through the 30 chapters of this book, readers will gain a complete insight into the political history of the golden age of the Roman Empire.

    From the Battle of Actium to the Foundation of the Principate

    The Joint Government of the Princeps and Senate

    The Family of Augustus and His Plans to Found a Dynasty

    Administration of Augustus in Rome and Italy — Organisation of the Army

    Provincial Administration Under Augustus — the Western Provinces

    Provincial Administration Under Augustus — the Eastern Provinces and Egypt

    Rome and Parthia — Expeditions to Arabia and Ethiopia

    The Winning and Losing of Germany — Death of Augustus

    Rome Under Augustus — His Buildings

    Literature of the Augustan Age

    The Principate of Tiberius (14-37 A.D.)

    The Principate of Gaius (Caligula) (37-41 A.D.)

    The Principate of Claudius (41-54 A.D.)

    The Principate of Nero (54-68 A.D.)

    The Wars for Armenia, Under Claudius and Nero

    The Principate of Galba, and the Year of the Four Emperors (68-69 A.D.)

    Rebellions in Germany and Judea

    The Flavian Emperors — Vespasian, Titus and Domitian (69-96 A.D.)

    Britain and Germany Under the Flavians — Dacian War

    Nerva and Trajan — the Conquest of Dacia

    Literature From the Death of Tiberius to Trajan

    The Principate of Hadrian (117-138 A.D.)

    The Principate of Antoninus Pius (138-161 A.D.)

    The Principate of Marcus Aurelius (161-180 A.D.)

    Literature Under Hadrian and the Antonines

    The Roman World Under the Empire — Politics, Philosophy, Religion and Art