Reocupación de Renania - Historia

Reocupación de Renania - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 7 de marzo de 1936, Adolph Hitler declaró que abrogaba el pacto de Locarno y que el ejército alemán ocupaba lo que había sido la desmilitarizada Renania.

Adolf Hitler buscaba una excusa para reclamar Renania a los franceses, que habían estado ocupando bajo los términos del Tratado de Versalles. Una afirmación que los alemanes habían reconocido explícitamente en el Tratado de Locarno. Hitler afirmó que era derecho de Alemania tomar esta acción en respuesta al tratado firmado entre Francia y la Unión Soviética. La ocupación de Renania puso a las tropas alemanas y francesas frente a frente por primera vez desde la Primera Guerra Mundial. Hitler anunció un programa de paz que pedía la desmilitarización de ambos lados de las fronteras franco-alemanas, y efectivamente pidió a los franceses que renunciaran a la Maginot Line, la única línea de defensa de Francia. Los británicos y los franceses se quejaron de las acciones alemanas pero no hicieron nada. Churchill, que estaba fuera del poder, fue la voz más fuerte que advirtió de una guerra pendiente.


Reocupación de Renania - Historia

¿Por qué estalló la guerra? Relaciones internacionales 1929 & # 821139

El Acuerdo de Munich y la toma de control de Checoslovaquia.

Las ideas excepcionales para regalos de Navidad y las chaquetas de cuero para mujeres siempre son muy demandadas en las temporadas relevantes. Además de la chaqueta de fuerza asequible de la escuela secundaria, también son muy apreciados por los creadores de tendencias junto con el impermeable. Los chicos también aprecian la chaqueta de fumar. También puede encontrar aquí el examen Pass4sure 642-983 y las preguntas de formación de Pass4sure microsoft.

¿Cuál fue la respuesta internacional a la reocupación de Renania?

¿Cuál fue el significado de Renania?

Renania es un área de Alemania que limita con Francia. Es de importancia económica y militarmente se considera estratégicamente significativo. Por estas razones, Renania había sido clasificada como una zona desmilitarizada en el Tratado de Versalles: para garantizar que hubiera un área libre militar entre Alemania y Francia que evitaría la futura acumulación de fuerzas armadas. El propósito de la zona es, por tanto, ayudar a garantizar la paz futura. La zona desmilitarizada se reafirmó en el Pacto de Locarno y también en los tratados entre Estados Unidos y Alemania.

¿Por qué Hitler quería volver a ocupar el área?

El hecho de que no se permitiera la entrada de tropas alemanas a Renania fue bastante humillante. Aunque Alemania tenía el control económico y político del área, el hecho de que no pudieran hacer lo que quisieran en su propio país fue algo que frustró a muchos. Al volver a ocupar Renania, Hitler pudo lograr varias cosas. Primero, sería un gran impulso para la moral nacional y una victoria propagandística dentro de Alemania. En segundo lugar, demostraría que la opinión internacional sobre algunos términos del Tratado de Versalles había cambiado, o al menos que las Potencias Aliadas no querían o no podían tomar medidas si Alemania tomaba medidas para alterar o ignorar ciertas condiciones de los acuerdos de paz y tratados posteriores. .

¿Qué órdenes tenían las tropas alemanas? ¿Por qué?

El 7 de marzo de 1936, se ordenó a 3 batallones de hombres de la Wehrmacht que cruzaran puentes sobre el río Rin y volvieran a ocupar la zona desmilitarizada. Tenían instrucciones estrictas para evacuar de manera inmediata y pacífica en caso de que hubiera alguna respuesta militar de las fuerzas armadas francesas. Hitler describió lo que se había ordenado al Reichstag ese día:

“Primero, juramos no ceder ante ninguna fuerza en la restauración del honor de nuestro pueblo, prefiriendo sucumbir con honor a las más severas dificultades en lugar de capitular. En segundo lugar, nos comprometemos a que ahora, más que nunca, nos esforzaremos por lograr un entendimiento entre los pueblos europeos, especialmente uno con nuestras naciones vecinas occidentales. No tenemos demandas territoriales que hacer en Europa. Alemania nunca romperá la paz ''.

Hitler sabía que corría un riesgo. Esta fue una clara violación de los términos del Tratado de Versalles y, aunque razonablemente confiado en que el plan tendría éxito, admitió más tarde que las 48 horas posteriores a la entrada de las primeras tropas en la zona fueron uno de los momentos más nerviosos de su carrera política. Si Francia hubiera respondido, habría parecido un tonto.

¿Cuál fue la justificación alemana para romper el Tratado de Versalles y el Pacto de Locarno?

Hitler habló en el Reichstag el 7 de marzo de 1936. En su discurso justificó la Re-Ocupación de Renania:

--¡Hombres del Reichstag alemán! Francia ha respondido a las repetidas ofertas amistosas y garantías pacíficas hechas por Alemania infringiendo el pacto del Reich a través de una alianza militar con la Unión Soviética dirigida exclusivamente contra Alemania. De esta manera, sin embargo, el Pacto del Rin de Locarno ha perdido su significado interno y ha dejado de existir en la práctica. En consecuencia, Alemania se considera a sí misma, por su parte, como no más obligada por este tratado disuelto. El gobierno alemán se ve obligado ahora a afrontar la nueva situación creada por esta alianza, situación que se agudiza por el hecho de que el tratado franco-soviético se ha complementado con un tratado de alianza entre Checoslovaquia y la Unión Soviética exactamente paralela en su forma. . De acuerdo con el derecho fundamental de una nación a asegurar sus fronteras y asegurar sus posibilidades de defensa, el gobierno alemán ha restaurado hoy la soberanía plena e irrestricta de Alemania en la zona desmilitarizada de Renania ". Adolf Hitler.

¿Cuál fue la reacción de otros países ante la reocupación de Renania?

Los franceses vieron la zona desmilitarizada como una parte crucial de su seguridad. Les permitió ocupar fácilmente el valle del Ruhr en el caso de una probable agresión alemana y fue, para ellos, una de las cláusulas más importantes del Tratado de Versalles. La Re-ocupación de Renania también significó que los alemanes probablemente construirían defensas, haciendo que los compromisos de Francia con las naciones de Europa del Este fueran más difíciles de cumplir en caso de que surgiera la necesidad.

El Ministro de Relaciones Exteriores francés, M Fladdin, habló públicamente para anunciar la respuesta francesa:

& quot. . lo que se ha violado es un tratado en el que Alemania ha firmado libremente. Fue una violación de carácter territorial, una violación que siguió a las reiteradas garantías del canciller alemán [Hitler] de que respetaría el Tratado de Locarno y la zona desmilitarizada con la condición de que las otras partes hicieran lo mismo. Fue una violación cometida en medio de las negociaciones. . .

Si tales violaciones fueran toleradas por los miembros de la Liga en su conjunto, y en particular por las potencias de Locarno, no habría base para el establecimiento del orden internacional ni posibilidad de organización de la paz mediante un sistema de seguridad colectiva en virtud del Pacto. (de la Liga de Naciones).

Por tanto, Francia pediría al Consejo de la Liga que declarara que se habían violado los artículos 42 y 43 del Tratado de Versalles [que decretaba la desmilitarización de Renania]. En cuanto al hecho de esta infracción, no cabía duda.

Una vez declarada la brecha por el Consejo, el Gobierno francés pondría a disposición del Consejo todos sus recursos morales y materiales (incluidas las fuerzas militares, navales y aéreas) para reprimir lo que consideraba un atentado a la paz internacional. El Gobierno francés esperaba que las potencias de Locarno, en virtud de sus obligaciones formales de prestar asistencia, y los demás miembros de la Liga. . . actuaría con el Gobierno francés para ejercer presión sobre el autor de esta acción.

El Gobierno francés no quiso indicar con esto que se negaría en el futuro a entablar negociaciones con Alemania sobre cuestiones de interés para Alemania y las potencias de Locarno, sino que tales negociaciones sólo serían posibles cuando el derecho internacional se hubiera restablecido en su valor pleno. . . . '' M Fladdin, 10 de marzo de 1936.

Lo que esto significa en realidad es que están pasando el tema a la Liga de Naciones para que lo resuelva. ¿Por qué? Algunas historias tempranas de la crisis sugirieron que se debió a que Francia no estaba psicológicamente dispuesta a emprender, o arriesgar, la guerra. Sin embargo, los documentos desclasificados muestran que el razonamiento detrás de esta acción tiene menos que ver con la voluntad del gobierno francés y más con la necesidad política. Francia estaba a punto de celebrar elecciones generales y estaba sufriendo importantes problemas económicos. El ejército francés advirtió que se requeriría una movilización completa si las fuerzas fueran enviadas a Renania: ya que sería necesario tomar medidas para una respuesta alemana a cualquier acción militar. Esto simplemente no era asequible, por lo que los franceses adoptaron una actitud pública de que dependía de la Liga decidir y de que apoyarían cualquier acción que la Liga considerara adecuada.

& quot. el sentimiento en la Cámara [de los Comunes] es terriblemente pro-alemán, lo que significa miedo a la guerra ". H Nicholson, diputado británico.

& quot. no más que los alemanes entrando en su propio patio trasero. '' Lord Lothian

La reacción británica fue proponer conversaciones con Hitler sobre la región de Renania: algo que ya se habían propuesto celebrar en cualquier caso. Hubo consternación por el hecho de que Hitler hubiera decidido actuar, en violación de los requisitos del Tratado, pero ningún deseo de ir a la guerra por el tema. Las dos citas anteriores resumen la actitud general hacia el tema. Por tanto, lo que proponía el Gobierno era negociar con los alemanes sobre el tamaño de cualquier fuerza que pudiera desplegarse en Renania.

Policy Memoradum emitido por Anthony Eden, Secretario de Relaciones Exteriores británico, 8 de marzo de 1936.

“Debemos desalentar cualquier acción militar de Francia contra Alemania. Un posible camino que podría tener sus defensores sería que los signatarios de Locarno pidieran a Alemania que evacuara Renania. Es difícil suponer ahora que Herr Hitler pudiera estar de acuerdo con tal exigencia, y ciertamente no debería hacerse a menos que las potencias, que la hicieron, estuvieran preparadas para hacerla cumplir mediante una acción militar. Afortunadamente, M. Flandin [Ministro de Relaciones Exteriores de Francia] ha dicho que Francia no actuará sola, sino que llevará el asunto al Consejo [de la Sociedad de Naciones]. Debe animarse a hacer esto. Pero debemos tener cuidado para que el público francés, si se irrita o asusta aún más, se inquiete ante una acción tan lenta e indecisa y exija una acción de represalia de carácter militar como, por ejemplo, la reocupación del Saar [territorio alemán cedido a Francia por el Tratado de Versalles y regresó a Alemania en 1935]. Este desarrollo debe evitarse si es posible.

Aunque obviamente no podemos oponernos a que el Consejo lo adopte. . . un "hallazgo" de que Alemania ha violado las disposiciones de la zona desmilitarizada, esto debería ser en el claro entendimiento de que no debe ser seguido por un ataque francés contra Alemania y una solicitud de nuestra asistencia armada en virtud de ese artículo. . . .

Debemos estar preparados en el Concilio para ofrecer a los franceses alguna satisfacción a cambio de su aquiescencia en esta ruptura de los artículos 42 y 43 de Versalles [es decir, la desmilitarización de Renania] y de todo Locarno. . . . . Ante este nuevo y flagrante insulto a la santidad de los tratados, será difícil persuadir a los franceses de que firmen un nuevo acuerdo con Alemania en las circunstancias actuales. . . .

Podríamos estar de acuerdo con [M. La sugerencia de Flandin de una condena formal por parte del Consejo de la acción de Alemania], pero debemos resistir [medidas que podrían incluir un boicot económico y financiero]. . . Lo esencial será inducir o engatusar a Francia para que acepte [las negociaciones con Alemania]. El problema es que estamos en una mala posición para obligarla a hacer lo que pensamos que es razonable, porque, si ella desea hacerlo, siempre puede obligarnos a cumplir con nuestras obligaciones de Locarno y pedirnos que nos unamos a ella para convertir a las fuerzas alemanas. fuera de Renania. La fuerza de nuestra posición reside en el hecho de que Francia no está de humor para una aventura militar de este tipo. . . & quot


Ocupación alemana de Renania

El 7 de marzo de 1936, las tropas alemanas entraron en Renania. Esta acción fue directamente contra el Tratado de Versalles, que había establecido los términos que había aceptado la derrotada Alemania. Este movimiento, en términos de relaciones exteriores, confundió a los aliados europeos, especialmente a Francia y Gran Bretaña. ¿Qué deberían hacer al respecto?

Estos documentos revelan los motivos y las actitudes del gobierno británico mientras discuten sus opciones. Todos son extractos del acta de la reunión de gabinete del 11 de marzo de 1936.

El Secretario de Estado de Relaciones Exteriores fue Anthony Eden, el Primer Ministro fue Stanley Baldwin.

Tareas

1. Este es un documento donde el Secretario de Relaciones Exteriores describe una reunión que ha tenido con los gobiernos de Francia, Bélgica e Italia.

  • ¿Qué pistas hay de que el gabinete británico pensó que la situación era grave?
  • ¿Cuál fue la política británica para hacer frente a la crisis?
  • ¿Cómo fue esta política con nuestros aliados?
  • ¿Por qué crees que reaccionaron de esta manera?
  • ¿Qué esperaba Anthony Eden que hicieran los aliados a continuación?
  • ¿Por qué esto pondría a Gran Bretaña & # 8216 en una posición imposible & # 8217?

2. Esta es otra sección del documento que se ve en la Fuente 1. ¿Qué nos dice esto sobre la actitud de Baldwin hacia:

¿Cómo podría afectar cada una de estas preocupaciones a la forma en que Gran Bretaña afrontaría la crisis?

3. Según este documento, ¿por qué Gran Bretaña no estaba preparada para ir a la guerra con Alemania por Renania?

4. Mire la fuente 4. ¿Qué argumentos se presentan aquí a favor y en contra de las sanciones económicas contra Alemania?

5. El Secretario de Relaciones Exteriores presenta su sugerencia para abordar la situación:

  • ¿Qué oferta quiere ofrecer Anthony Eden a Alemania?
  • ¿Cuáles cree que fueron los motivos de Eden para hacer esta oferta a Alemania?
  • ¿Este acuerdo cumplió con los términos de los Tratados de Versalles y Locarno?
  • ¿Por qué crees que no consultó a la Liga de Naciones?

6. La política británica hacia Alemania en este momento se llama apaciguamiento.

  • Utilice sus respuestas a las preguntas 2 (a), 3 (a), 4 y 5 (a) para describir qué fue el apaciguamiento y por qué Gran Bretaña adoptó esta línea.
  • ¿Crees que Eden podría haber manejado la situación de manera diferente?

Fondo

Según el Tratado de Versalles, Renania, una franja de tierra dentro de Alemania que limita con Francia, Bélgica y los Países Bajos, iba a ser desmilitarizada. Es decir, no se colocarían tropas alemanas dentro de esa área ni se construirían fortificaciones. El objetivo era aumentar la seguridad francesa haciendo imposible que Alemania invadiera Francia desprevenida. Otros términos restringieron el ejército alemán a 100.000 hombres y la marina a solo 36 barcos. Alemania se opuso a los términos del tratado, pero se le dijo que lo firmara o la guerra comenzaría de nuevo.

El Tratado de Versalles también creó la Sociedad de Naciones, una organización internacional de mantenimiento de la paz. Se basó en la idea de seguridad colectiva, es decir, las naciones del mundo actuarían juntas (colectivamente) para preservar la paz. Lamentablemente, uno de los más poderosos, Estados Unidos, no se incorporó a la Liga.

Alemania en la década de 1920 estaba ansiosa por volver a las condiciones normales con otras naciones y firmó el Tratado de Locarno. Por este tratado, Alemania acordó aceptar los términos del Tratado de Versalles, al menos en sus fronteras occidentales. Francia siguió preocupada por su seguridad contra Alemania, especialmente después de que Adolf Hitler se convirtiera en canciller de Alemania en 1933. Siempre había declarado su firme intención de derrocar el Tratado de Versalles y unir a todos los alemanes en un solo país, incluso si conducía a la guerra. Alemania comenzó a rearmarse. ¿Francia podría confiar en la seguridad colectiva o debería encontrar aliados militares?

En mayo de 1935, Francia firmó un tratado de amistad y apoyo mutuo con la URSS. Alemania afirmó que el tratado les era hostil y Hitler usó esto como una excusa para enviar tropas alemanas a Renania en marzo de 1936, en contra de los términos de los tratados de Versalles y Locarno. Era una apuesta de su parte y sus generales estaban nerviosos por ello. El rearme alemán aún no había llegado a un punto en el que se sintieran preparados para enfrentarse a una nación bien armada como Francia.

Tras las discusiones descritas en los documentos, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Anthony Eden, se reunió con el embajador alemán y le hizo sus propuestas. Hitler se negó a retirar sus tropas y presionó a la Liga de Naciones para que actuara. Francia estaba al borde de unas elecciones generales y no actuaría sin el apoyo de Gran Bretaña. Sin embargo, el pueblo británico sintió que el Tratado de Versalles era injusto para Alemania y era demasiado restrictivo, por lo que en parte debido a esto, el gobierno británico decidió no hacer nada. Hitler pasó de la ocupación de Renania en 1936 a la anexión de Austria y la toma de los Sudetes en 1938, a la toma del resto de Checoslovaquia en marzo de 1939 y luego a Polonia en septiembre de 1939.

Sabemos que aquellos hombres que se sentaron a la mesa del gabinete en Downing Street en marzo de 1936 no tenían idea de que estaban a solo tres años y medio de la guerra. No debemos juzgarlos en retrospectiva.

Notas de los profesores

La cantidad de información de antecedentes sobre los tratados y la Liga y la necesidad de hacer malabarismos con la información sobre varios países y sus actitudes hacen que esta lección sea difícil. También debe entenderse que, en ese momento, como dice Edén en la Fuente 1: & # 8216 nuestra influencia era mayor que la de cualquier otra nación & # 8217.

Sin embargo, el apaciguamiento es una fase importante en la política exterior británica y ayuda a explicar por qué estalló la Segunda Guerra Mundial cuándo y cómo lo hizo. También traumatizó a una generación de políticos británicos al intentar redimirse, desde Suez en 1956 hasta las Malvinas en 1982.

Los extractos de las actas del gabinete muestran el poco margen de maniobra que tenían los políticos británicos. Iba a reproducirse nuevamente en Checoslovaquia en 1938, pero todos los problemas clave se mencionan aquí:

  • horror de la guerra
  • falta de preparación para la guerra
  • Creencia de que el comunismo era un mal que debía evitarse a cualquier precio.
  • desconfianza de nuestros aliados clave
  • debilidad de la Liga de Naciones
  • reconocimiento de que el Tratado de Versalles puede haber estado equivocado en algunas partes y disposición para revisarlo
  • la suposición de que Hitler era un político razonable con demandas razonables y debería ser tratado como tal

Por esta razón, un estudio de la crisis de Renania es un excelente estudio de caso de la política de apaciguamiento británica.

Fuentes

Fuentes 1-5 FO 371/19892 y # 8211 Actas de la reunión del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el Tratado de Locarno en 1936


Reocupación de Renania

Soy un profesor de historia con un amor por producir lecciones de historia de alta calidad y de fácil acceso que he acumulado y adaptado durante más de 20 años de mi carrera docente. Aprecio el tiempo que consume la enseñanza ahora y la dificultad de producir recursos constantemente para un plan de estudios en constante cambio.

Compartir este

pdf, 1,33 MB zip, 959,25 KB PNG, 318 KB PNG, 64.68 KB

Esta es la decimoséptima lección que he hecho para AQA History GCSE 9-1 Conflict and Tension 1919-1939.

Esta lección tiene como objetivo explicar y evaluar la respuesta aliada a la reocupación de Renania por parte de Hitler.

Los estudiantes aprenden por qué este evento fue importante en el camino hacia la guerra y cómo la apuesta de Hitler dio sus frutos.

Analizan imágenes de video de la época, completan un concurso de subtítulos, un cuestionario de verdadero o falso y un ejercicio de mapeo de texto antes de responder una pregunta de práctica de GCSE de 12 puntos (con un poco de orientación y ayuda si es necesario).

Como hay mucho contenido en esta unidad, el tema de estas lecciones también es recapitular eventos anteriores para consolidar su aprendizaje.

El recurso incluye estrategias de enseñanza sugeridas y materiales diferenciados y viene en formatos PDF y Powerpoint si se desea adaptarse y cambiar.

Si le gusta esta lección, visite mi tienda donde he creado lecciones para la primera, segunda y tercera unidad del curso AQA sobre mantenimiento de la paz, la Liga de las Naciones y el camino a la guerra, así como un paquete completo de todo el curso que se puede encontrar aquí: https://www.tes.com/teaching-resource/aqa-gcse-9-1-conflict-and-tension-1918-1939-11866475

Califique este recurso y reciba una copia gratuita de mi guía de revisión resumida de GCSE para Conflict and Tension 1918-1939 que se puede encontrar aquí: https://www.tes.com/teaching-resource/conflict-and-tension-1918- 39-revisión-resumen-guía-aqa-gcse-9-1-11758748

Obtenga este recurso como parte de un paquete y ahorre hasta un 29%

Un paquete es un paquete de recursos agrupados para enseñar un tema en particular, o una serie de lecciones, en un solo lugar.


Reocupación de Renania - Historia

Renania es una región en el oeste de Alemania que limita con Bélgica, Francia y una sección de los Países Bajos. El Tratado de Versalles de 1919 y el Pacto de Locarno de 1925 estipulaban claramente que se convertiría en una zona desmilitarizada. Aunque Alemania mantuvo el control político del área, a la nación no se le permitió tener ningún tipo de fuerzas militares en Renania. Debido a esto, muchos alemanes creían que realmente no tenían un control completo del área.

El Tratado de Versalles y el Pacto de Locarno

Los tratados establecían que solo las fuerzas aliadas podían ocupar Renania. El Tratado de Versalles también estableció que todas las fuerzas armadas aliadas abandonarían Renania en 1935, aunque la mayoría se retiró a fines de 1930. El Pacto de Locarno reafirmó las fronteras nacionales establecidas en el Tratado de Versalles y también aprobó la admisión de Alemania en la Liga de Naciones. El & # 8220espíritu de Locarno & # 8221 representaba esperanzas para la paz y la buena voluntad europeas en el futuro.

Esta área desmilitarizada de Renania era importante para Francia, ya que actuaba como una barrera de seguridad entre Francia y Alemania. Francia sintió que era necesario tener esto en caso de que Alemania decidiera emprender una acción militar contra ellos en el futuro. El gobierno británico pensó que era necesario repensar el Tratado de Versalles, porque muchos consideraron que algunas de las estipulaciones del tratado ya no eran adecuadas para la década de 1930.

Planes de Hitler para la remilitarización de Renania

En marzo de 1933, Werner von Bloomberg, ministro de Defensa de Alemania, tenía planes redactados para la remilitarización de Renania. Muchos de los líderes de Alemania sintieron que la remilitarización solo debería ocurrir si era diplomáticamente aceptable y creían firmemente que no sería posible restablecer la fuerza militar antes de 1937.

En 1935, el canciller alemán Adolf Hitler canceló las condiciones de las fuerzas armadas del Tratado de Versalles, creyendo que las potencias occidentales no intervendrían. Hitler también pensó que si cambiaba sus esfuerzos hacia las áreas del este de Europa, Francia podría estar menos dispuesta a involucrarse militarmente. Sus acciones provocaron la condena inmediata de Francia y Gran Bretaña, pero ninguno tomó medidas militares para detener a Hitler.

En enero de 1936, Hitler había tomado la decisión de volver a ocupar y militarizar Renania. Originalmente había planeado remilitarizar esta área en 1937, pero decidió cambiar sus planes a principios de 1936 debido a la ratificación del pacto franco-soviético de 1935. Alemania vio el Tratado franco-soviético de asistencia mutua de 1935 como una violación del Pacto de Locarno. Hitler también pensó que Francia tendría más fuerzas armadas militares para 1937.

El 12 de febrero de 1936, Hitler le comunicó a su mariscal Werner von Bloomberg (su mariscal de campo) sus intenciones. Se reunió con el general Werner von Fritsch para averiguar cuánto tiempo se necesitaría para trasladar varios batallones de infantería y una batería de artillería al área de Renania. Fritsch respondió que lo más probable es que lleve al menos tres días organizar el plan. También le dijo a Hitler que Alemania debería negociar la remilitarización de Renania porque pensaba que las fuerzas militares de Alemania no estaban preparadas para una acción militar con las fuerzas armadas francesas.

El general Ludwig Beck (Hitler & # 8221s Jefe del Estado Mayor) también advirtió a Hitler que sus fuerzas militares no podrían defender con éxito el país si Francia los atacaba en Renania. Hitler le dijo a Fritsch que ordenaría a todas las fuerzas armadas alemanas que salieran del área si Francia intervenía militarmente. La operación de remilitarización de Renania recibió el nombre en clave de Operación Ejercicio de Invierno.

Tropas alemanas entran en Renania

El 7 de marzo de 1936, Hitler denunció el Pacto de Locarno y ordenó a sus tropas alemanas que volvieran a ocupar la zona desmilitarizada que incluía Saarbrucken, Aachen y Trier. Poco después del amanecer del 7 de marzo de 1936, casi veinte batallones de infantería alemanes, junto con un pequeño número de aviones, se trasladaron a Renania. En total, había unos 32.000 policías y soldados armados que ocuparon Renania. Esta fue la primera vez que las fuerzas armadas alemanas estuvieron en esta área desde la última parte de la Primera Guerra Mundial.

A las 11:00 a.m., habían llegado al río Rin, después de lo cual tres batallones cruzaron hacia el área de la orilla oeste del Rin. Poco después, las fuerzas de reconocimiento alemanas descubrieron que varios miles de soldados franceses se habían congregado muy cerca de la frontera franco-alemana. En este punto, el general Bloomberg le suplicó a Hitler que evacuara a todas sus fuerzas armadas alemanas del territorio de Renania.

Hitler preguntó entonces si las fuerzas militares francesas habían cruzado la zona fronteriza y, cuando le dijeron que no, le informó a Bloomberg que debían mantener el rumbo a menos que el ejército francés cruzara la frontera. Se ha informado que a pesar de que Bloomberg estaba extremadamente nervioso durante el curso de la Operación Ejercicio de Invierno, el barón Konstantin von Neurath (ministro de Relaciones Exteriores de Hitler y # 8221) mantuvo la calma y le dijo a Hitler que no retirara el Ejército de Alemania.

Después de la remilitarización de Renania

La fuerza militar alemana que se utilizó para esta acción militar era bastante pequeña, ya que la fuerza militar francesa que estaba muy cerca de la frontera los superaba significativamente en número. Más tarde, Hitler comentó que la operación militar de Renania fue un momento extremadamente estresante para él. El éxito de la Operación Ejercicio de Invierno aseguró la popularidad de Hitler no solo entre los generales de su ejército, sino también entre el pueblo alemán.

Debido a que Francia había estado experimentando una crisis política durante este tiempo, no había ningún liderazgo político que se enfocara en la remilitarización de Renania. El liderazgo británico pensó que la Alemania nazi estaba entrando en su propio patio trasero y que no había necesidad de hacer cumplir esta parte del Tratado de Versalles.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña expresó su frustración por la medida unilateral de Hitler porque habían estado proponiendo una negociación para que Alemania remilitarizara el territorio de Renania. El Foreign Office afirmó que Hitler les había privado de la posibilidad de una concesión que podría haber sido muy útil para Gran Bretaña. Muchos de los líderes de Gran Bretaña habían consentido en conversar con Francia sobre las negociaciones de remilitarización, pero varios ministros británicos estaban insatisfechos con la dirección de las conversaciones de negociación.

Tras la remilitarización de Renania, Hitler habló en público sobre su deseo de tener la paz en toda Europa. Incluso quería entablar conversaciones con Francia y Bélgica para acordar nuevos pactos de no agresión. Mientras lo hacía, Alemania estaba construyendo muy rápidamente sus fortificaciones defensivas a lo largo de las fronteras de Bélgica y Francia.


Contenido

  • Armisticio de Compiégne (11 de noviembre de 1918-13 de diciembre de 1918)
  • Primera prórroga del armisticio (13 de diciembre de 1918-16 de enero de 1919)
  • Segunda prórroga del armisticio (16 de enero de 1919 - 16 de febrero de 1919)
  • Tercera prórroga del armisticio (16 de febrero de 1919-10 de enero de 1920)
  • 28 de junio de 1919: firma del Tratado de Versalles y del Acuerdo de Renania
  • 10 de enero de 1920: Entra en vigor el Tratado de Versalles y el Acuerdo de Renania Fundación de la Alta Comisión Interaliada de Renania
  • 1926: Retirada de la Zona Norte alrededor de Colonia.
  • 1929: Retirada de la Zona Central alrededor de Coblenza
  • 1930: Retirada de la zona sur alrededor de Mainz, que resultó en el fin de la ocupación.
  • 1936: Remilitarización de Renania por las tropas alemanas bajo Hitler, el 7 de marzo.

Fuerzas estadounidenses (1918-1923) Editar

Estados Unidos ocupó el área central de Renania a lo largo del río Mosel y la cabeza de puente de Koblenz. El general John J. Pershing, comandante de las Fuerzas Expedicionarias Estadounidenses (A. E. F.), creó el Tercer Ejército de los Estados Unidos para este propósito, dando el mando al general de división Joseph T. Dickman. A principios de 1919, el Tercer Ejército estaba compuesto por unos 250.000 hombres. [3] Los estadounidenses abrieron su sede en un edificio del gobierno prusiano junto al Rin en Coblenza. En estos días, las barras y estrellas sobrevolaron la fortaleza de Ehrenbreitstein. [4] En julio de 1919, el Tercer Ejército fue disuelto y reemplazado por las Fuerzas Americanas en Alemania (AFG) bajo el mando del Mayor General Henry Tureman Allen. Después de una constante retirada de tropas, la AFG estaba compuesta por unos 20.000 hombres en un territorio reducido a finales de 1919. [5] En comparación con la zona de ocupación francesa, los estadounidenses se llevaban mucho mejor con la población alemana, incluidas varias aventuras amorosas. El general Allen incluso participó en la salvación de la Fortaleza Ehrenbreitstein de la destrucción por las fuerzas aliadas en 1922. [6] Después de más de cuatro años de ocupación, la administración Harding decidió traer las tropas de regreso a casa. Finalmente, los últimos estadounidenses abandonaron su cuartel general en Koblenz en enero de 1923. La zona de ocupación estadounidense fue entregada en consecuencia a los franceses, que desde ese momento controlaron la mayor parte de la Renania ocupada. [7]

Fuerzas belgas Editar

Este consistió en 20.000 soldados [ cita necesaria ] (cinco divisiones) [8] con su cuartel general en Aquisgrán, [9] y con sus tropas estacionadas en Krefeld. [10] Fueron comandados por Armand Huyghé.

Ejército británico del Rin Editar

El ejército británico entró en territorio alemán el 3 de diciembre de 1918. [11] El ejército británico del Rin se estableció como fuerza de ocupación en marzo de 1919. Con base en Colonia, publicaron The Cologne Post.

Ejército francés del Rin Editar

Los ejércitos francés Octavo y Décimo constituían originalmente las fuerzas francesas involucradas en la ocupación. El Octavo Ejército fue comandado por el general Augustin Gérard y ocupó el Palatinado. El Décimo Ejército estaba al mando del general Charles Mangin y era responsable del resto de la zona francesa desde su cuartel general en Mainz.

El 21 de octubre de 1919, se combinaron para formar el ejército francés del Rin.

En 1919, Francia colocó entre 25.000 y 40.000 soldados coloniales franceses en Renania. [12] Algunas mujeres alemanas se casaron con soldados africanos de las fuerzas de ocupación, mientras que otras tuvieron hijos fuera del matrimonio (de ahí la etiqueta despectiva de "bastardos de Renania") [13] y fueron consideradas por los alemanes de derecha como una vergüenza pública. [14] El general Henry Tureman Allen informó al Secretario de Estado de los Estados Unidos que desde el inicio de la ocupación hasta junio de 1920 hubo 66 casos de acusaciones formales contra tropas coloniales de color, de las cuales hubo 28 condenas, y admite que hubo muchas más. Casos no denunciados. [15] A pesar de estos casos ocasionales, "las atrocidades al por mayor de las tropas coloniales negras francesas alegadas en la prensa alemana, como los supuestos secuestros, seguidos de violación, mutilación, asesinato y ocultación de los cuerpos de las víctimas, son falsas y pretenden ser políticas propaganda". [dieciséis]

French occupation of Frankfurt occurred from 6 April to 17 May 1920. On the second day nine civilians were shot by Moroccan troops in an incident outside the Hauptwache. This incident was used to launch a racist campaign against the French use of colonial troops, linking the incident with allegations of wide spread assaults by Black soldiers in the French occupation army on local women [15] including accusations of systemic rape and other atrocities targeting the German civilian population and attributed mainly to Senegalese Tirailleurs. [17] The events resulted in a widespread campaign by the German right-wing press, which dubbed them as "The Black Shame" (Die schwarze Schande o Die schwarze Schmach) and depicted them as a form of French humiliation of the German nation. [18]

In 1923, in response to German failure to pay reparations under the Treaty of Versailles, France and Belgium occupied the industrial Ruhr area of Germany, most of which lies across the river on the east bank of the Rhine, until 1925. Many Germans were killed during civil disobedience protests. p.ej. against dismissal of German officials. [19] [20]

Siamese Expeditionary Forces Edit

The Siamese Expeditionary Forces also participated in the occupation until 1919 with their troops being stationed in Neustadt an der Weinstraße, located in the French area.


Reoccupation of the Rhineland: International response

In 1936 German forces marched over the River Rhine into the Rhineland. The Rhineland was designated a demilitarised zone by the Treaty of Versailles. Reoccupation of the area was a breach of the Treaty and of further Treaties such as the Locarno Pact. For Hitler and the Nazi’s the reoccupation was a propaganda opportunity it also tested the resolve of the major powers. The response was muted. France had previously occupied the zone due to late reparation payments, on this occasion they expressed dismay but passed the matter to the League of Nations.

What was the International response to the re-occupation of the Rhineland?

What was the significance of the Rhineland?

The Rhineland is an area of Germany that borders France. It is of economic importance and militarily is considered strategically significant. For these reasons the Rhineland had been classified as a demilitarised zone in the Treaty of Versailles: to ensure that there was a military free area between Germany and France which would prevent the future build up of armed forces . The purpose of the zone therefore being to help guarantee future peace. The demilitarised zone was reaffirmed in the Locarno Pact and also in US-German treaties.

Why did Hitler want to re-occupy the area?

The fact that German troops were not permitted into the Rhineland was quite humiliating. Though Germany had economic and Political control of the area the fact that they couldn’t do as they pleased in their own country was something that frustrated many. By re-occupying the Rhineland Hitler could achieve several things. First, it would be a huge boost to national morale and a propaganda victory within Germany. Second, it would demonstrate that International opinion about some terms of the Treaty of Versailles had changed, or at least that the Allied Powers were unwilling or unable to take action should Germany take steps to alter or ignore certain conditions of the peace settlements and later treaties.

What orders did the German Troops have? ¿Por qué?

On March 7th, 1936, 3 battalions of men from the Wehrmacht were ordered to cross bridges over the River Rhine and re-occupy the demilitarised zone. They had strict instructions to immediately and peacefully evacuate should there be any military response from the French armed forces. Hitler outlined what had been ordered to the Reichstag that day:

“First, we swear to yield to no force whatever in the restoration of the honor of our people, preferring to succumb with honor to the severest hardships rather than to capitulate. Secondly, we pledge that now, more than ever, we shall strive for an understanding between European peoples, especially for one with our Western neighbor nations…We have no territorial demands to make in Europe!…Germany will never break the peace.”

Hitler knew that he was taking a risk. This was a clear breach of the terms of the Treaty of Versailles and whilst reasonably confident that the plan would succeed he later admitted that the 48 hours after the first troops marched into the area were amongst the most nervous moments of his political career. Had France responded, he would have looked foolish.

What was the German justification for breaking the Treaty of Versailles and Locarno Pact?

Hitler spoke in the Reichstag on March 7th, 1936. In his speech he justified the Re-Occupation of the Rhineland:

“Men of the German Reichstag! France has replied to the repeated friendly offers and peaceful assurances made by Germany by infringing the Reich pact though a military alliance with the Soviet Union exclusive directed against Germany. In this manner, however, the Locarno Rhine Pact has lost its inner meaning and ceased i practice to exist. Consequently, Germany regards herself, for her part, as no, longer bound by this dissolved treaty. The German government are now constrained to face the new situation created by this alliance, a situation which is rendered more acute by the fact that the Franco-Soviet treaty has been supplemented by a Treaty of Alliance between Czechoslovakia and the Soviet Union exactly parallel in form. In accordance with the fundamental right of a nation to secure its frontiers and ensure its possibilities of defense, the German government have today restored the full and unrestricted sovereignty of Germany in the demilitarized zone of the Rhineland.” Adolf Hitler.

What was the reaction of other countries to the re-occupation of the Rhineland?

The French viewed the de-militarised zone as a crucial part of their security. It enabled them to easily occupy the Ruhr Valley in the case of probable German agression and was, to them, one of the most important clauses of the Treaty of Versailles. The Re-occupation of the Rhineland also meant that the Germans were likely to construct defences, making French pledges to Eastern European nations harder to fulfil should the need arise .

The French Foreign Minister, M Fladdin, spoke publically to announce the French response:

& # 8220. . what had been violated was a treaty into which Germany had freely entered. It was a violation of a territorial character, a violation following upon repeated assurances by the German Chancellor [Hitler] that he would respect the Locarno Treaty and the demilitarized zone on condition that the other parties did the same. It was a violation committed in the very middle of negotiations . . .

If such violations were tolerated by members of the League as a whole, and in particular by the Locarno Powers, there was no basis for the establishment of international order, and no chance for the organization of peace through a system of collective security under the Covenant (of the League of Nations).

France would therefore ask the Council of the League to declare that there had been a breach of articles 42 and 43 of the Treaty of Versailles [decreeing demilitarization of the Rhineland]. As to the fact of this breach, there could be no possibility of doubt.

Once the breach had been declared by the Council, the French Government would put at the disposal of the Council all their moral and material resources (including military, naval and air forces ) in order to repress what they regarded as an attempt upon international peace. The French Government expected that the Locarno Powers, in virtue of their formal obligations to render assistance, and the other members of the League . . . would act with the French Government in exercising pressure upon the author of this action.

The French Government did not by this mean to indicate that they would refuse in the future to pursue negotiations with Germany on questions interesting Germany and the Locarno Powers but that such negotiations would only be possible when international law had been re-established in its full value . . .” M Fladdin, March 10th , 1936.

What this means in reality is that they are passing the issue to the League of Nations to deal with. ¿Por qué? Some early histories of the crisis suggested that it was because France was psychologically unwilling to wage, or risk, war. However declassified documents show that the reasoning behind this action is less to do with the will of the French government and more to do with political necessity. France was about to hold a General Election and was suffering major financial problems. The French Military advised that a full mobilisation would be required if forces were to be sent into the Rhineland: as provision would need to be made for a German response to any military action. This simply wasn’t affordable so the French adopted a public attitude that it was down to the League to decide and that they would support whatever actions were seen fit by the League.

“…the feeling in the House [of Commons] is terribly pro-German, which means afraid of war.” H Nicholson, British MP.

“…no more than the Germans walking into their own backyard.” Lord Lothian

The British reaction was to propose talks with Hitler over the Rhineland region: something they had already proposed to hold in any case. There was dismay at the fact that Hitler had chosen to act, in breach of Treaty requirements, but no desire to go to war over the issue. The two quotes above sum up the general attitude towards the issue. What the Government proposed therefore was negotiation with the Germans over the size of any force which could be deployed in the Rhineland.

Policy Memoradum issued by Anthony Eden, British Foreign Secretary, March 8th, 1936.


1936: The Remilitarization of the Rhineland

The ill-prepared and unfortunate Treaty of Versailles (q.v.) had left the left bank of the Rhine plus an area 50 kilometres deep on its right bank permanently demilitarized by order. This order was made again at the signing of the Treaties at Locarno in 1925. Britain and Italy (!) were to be the guarantors.

German governments since 1918/19 had wished to terminate the demilitarization, for the natural reason that it decreased German authority and, worse, exposed the very centre of German industry (the Ruhr) to a possible French attack.

Almost as soon as he was made Chancellor in 1933 Hitler said he intended to deal with the situation in the Rhineland, and had in fact planned an assault for 1937. He brought this date forward to March of 1936 to take advantage of the fact that the other European powers were distracted by Italy’s invasion of Ethiopia. Italy, you will remember, was one of the guarantors of the demilitarization. First, Hitler offered non-aggression pacts to France and Belgium and other Eastern European countries. The French trade unions, press and almost all political parties despised the idea of another war so soon, and were not against the idea. The British General Staff, worn to shreds by the Great War, casually thought the Germans would be moving into their own back garden and decided to do nothing.

German re-occupation of the Rhineland therefore took place. Hitler said later that if the huge French army had counter-invaded, the Germans would have been forced to withdraw, but this was palpably one of his lies as the German army of re-occupation was under strict orders from the Fuehrer to withstand any attempt to dislodge them from their Rhineland.

Germany’s taking back of the Rhineland has been seen by historians as an essential step for Germany, and a crucial one leading to the Second World War. Its success certainly emboldened and encouraged Adolf Hitler. It also showed French lack of will and determination to fight, and this frightened other European countries and left the Little Entente, an alliance between Czechoslovakia, Romania and Yugoslavia established by the Treaties of St. Germain and Trianon, 1919 and 1920 respectively – in tatters. These countries and others wondered if they should not come to terms with the Nazis, as France had shown clearly that she would not honour her pledges.


Hitler and the Rhineland, 1936 - A Decisive Turning-Point

Hitler's march into the demilitarised Rhineland heralded Churchill's 'gathering storm' – but could the Fuhrer's bluff have been called and the Second World War prevented? Sir Nicholas Hederson, who as Britain's ambassador in Washington during the Falklands crisis saw diplomatic poker eventually turn to war, offers a reassessment of the events of 1936.

We and all nations have a sense that we have come to the turning point of an age.

Hitler. March 22nd, 1936

It is tempting to look for turning points in history and try to perceive in them guidelines for later conduct. Hitler's military re-occupation of the Rhineland in March 1936, in breach of the Versailles Treaty and the freely-negotiated Treaty of Locarno, and the failure of France and Britain to offer any resistance to it, is often cited as a supreme example of where the wrong turning was taken. Eden had this precedent in view when Nasser nationalised the Suez Canal as apparently did Bush when Saddam Hussein invaded Kuwait. It was at the forefront of Mrs Thatcher's mind when she decided to resist Galtieri's occupation of the Falklands and when she urged Bush to confront Saddam Hussein.

To continue reading this article you will need to purchase access to the online archive.

If you have already purchased access, or are a print & archive subscriber, please ensure you are logged in.


The Reoccupation of the Rhineland - PowerPoint PPT Presentation

PowerShow.com is a leading presentation/slideshow sharing website. Whether your application is business, how-to, education, medicine, school, church, sales, marketing, online training or just for fun, PowerShow.com is a great resource. And, best of all, most of its cool features are free and easy to use.

You can use PowerShow.com to find and download example online PowerPoint ppt presentations on just about any topic you can imagine so you can learn how to improve your own slides and presentations for free. Or use it to find and download high-quality how-to PowerPoint ppt presentations with illustrated or animated slides that will teach you how to do something new, also for free. Or use it to upload your own PowerPoint slides so you can share them with your teachers, class, students, bosses, employees, customers, potential investors or the world. Or use it to create really cool photo slideshows - with 2D and 3D transitions, animation, and your choice of music - that you can share with your Facebook friends or Google+ circles. That's all free as well!

For a small fee you can get the industry's best online privacy or publicly promote your presentations and slide shows with top rankings. But aside from that it's free. We'll even convert your presentations and slide shows into the universal Flash format with all their original multimedia glory, including animation, 2D and 3D transition effects, embedded music or other audio, or even video embedded in slides. All for free. Most of the presentations and slideshows on PowerShow.com are free to view, many are even free to download. (You can choose whether to allow people to download your original PowerPoint presentations and photo slideshows for a fee or free or not at all.) Check out PowerShow.com today - for FREE. There is truly something for everyone!

presentations for free. Or use it to find and download high-quality how-to PowerPoint ppt presentations with illustrated or animated slides that will teach you how to do something new, also for free. Or use it to upload your own PowerPoint slides so you can share them with your teachers, class, students, bosses, employees, customers, potential investors or the world. Or use it to create really cool photo slideshows - with 2D and 3D transitions, animation, and your choice of music - that you can share with your Facebook friends or Google+ circles. That's all free as well!


Ver el vídeo: Προπαίδεια κολπάκι